Mugitu realizará una campaña de solidaridad con los imputados por los tartazos a Barcina

El colectivo Mugitu ha anunciado que durante los próximos meses desarrollará una campaña para arropar a los cuatro procesados por los tartazos a la presidenta navarra, Yolanda Barcina, en un acto celebrado en Toulouse en octubre de 2011. Además, han asegurado que, un año después de esta acción, el proyecto del TAV «está fracasando de manera clara».

NAIZ.INFO|IRUÑEA|2012/10/25|0 iruzkin
20121025_mugitu
Comparecencia del colectivo Mugitu junto a representantes de movimientos sociales y sindicales. (Lander FDEZ. ARROIABE/ARGAZKI PRESS)

Los hechos a los que han hecho referencia en la rueda de prensa celebrada en Iruñea ocurrieron el 27 de octubre de 2011, fecha en la que la Comunidad de Trabajo de los Pirineos se reunió en Toulouse (Occitania) para designar a la jefa del Ejecutivo de Iruñea, Yolanda Barcina, presidenta de este organismo para los próximos años.

Al citado acto accedieron varios miembros de Mugitu, tres de los cuales lanzaron sendas tartas contra Barcina, unos hechos que van a ser juzgados en la Audiencia Nacional española –a pesar de haberse producido dentro de las fronteras del Estado francés– por un presunto delito de «atentado a la autoridad», penado con entre cuatro y seis años de cárcel.

Para uno de ellos, Gorka Ovejero, teniente de alcalde de Arruazu, la petición de pena podría alcanzar los 10 años si se le aplica una agravante por su condición de autoridad. Han sido imputados asimismo por estos hechos Julio Villanueva, Ibon García y Mikel Álvarez.

En conferencia de prensa, Villanueva, en nombre de los cuatro imputados, y acompañado por distintos representantes de movimientos populares, sindicales y sociales, ha presentado un dossier elaborado por Mugitu en castellano, euskara, francés e inglés en torno a la acción que tuvo lugar hace un año y el proceso que se sigue en el tribunal especial.

Villanueva ha destacado que en este dossier se denuncia al Gobierno de Nafarroa «por su vengativa actuación», al Ejecutivo francés «por su colaboración con el Gobierno español» y a este último «por ser punta de lanza a nivel mundial en la criminalización ‘pastelera’».

Más de cien tartazos a políticos

En ese sentido, ha apuntado que en el dossier se citan más de cien acciones de lanzamiento de tartas a políticos en el mundo, ninguna de las cuales ha supuesto penas de prisión ni multas a sus autores.

Por ello, ha resaltado que «está claro que el poder busca una sentencia ejemplarizante para que nadie ose manchar la imagen de una clase política más desprestigiada que nunca y que estas cuatro personas paguen los platos rotos del descalabro del TAV».

Al respecto, Villanueva ha subrayado que, un año después de la acción de Toulouse, «vemos con satisfacción cómo el proyecto del TAV está más cuestionado que nunca y cómo en Nafarroa está fracasando de una manera notable».

«Durante muchos años en Navarra se nos ha vendido la moto de que las altas infraestructuras eran sinónimo de progreso, bienestar social y desarrollo económico, y sin embargo de manera cotidiana comprobamos el despilfarro que supone el Circuito de Los Arcos, la ampliación del aeropuerto de Noain o el inacabado Pabellón Arena».

Los promotores del TAV, ha agregado, «están en un auténtico dilema, puesto que son conscientes de que todavía queda más del 80% del proyecto por concluir y la grave situación económica actual puede dejar inacabada esta obra de gran magnitud».

Mugitu ha organizado del 10 de noviembre al 1 de diciembre un «ayuno rotatorio» en Bizkaia, Gipuzkoa y Nafarroa para pedir la paralización del TAV, una acción de protesta que en el tercero de los citados herrialdes tendrá lugar del 24 de noviembre al 1 de diciembre.

LOTURAK