Mintegi pide que no haya «impasse» en el traspaso de poderes entre PSE y PNV

La portavoz parlamentaria de EH Bildu, Laura Mintegi, ha pedido que no haya «impasse» en el traspaso de poderes entre el Gobierno en funciones del PSE y el Ejecutivo que conformará el PNV, y ha reclamado que el Gabinete de Iñigo Urkullu se constituya «lo antes posible».

NAIZ.INFO|BILBO|2012/11/25|0 iruzkin
20121028_mintegi2
Laura Mintegi. (Marisol RAMIREZ / ARGAZKI PRESS)

En una entrevista concedida a Europa Press, Mintegi ha criticado «los celos infantiles» que existen entre la formación jeltzale y el PSE, y ha considerado que la suspensión de la reunión del pasado jueves para realizar el traspaso fue «una escenificación» para no decidir sobre la extra de diciembre de los funcionarios.

También ha apuntado que el PNV adelantó dos días la constitución del Parlamento de Gasteiz para que coincidiera con el encuentro de Aiete y tener «una buena excusa» para que el futuro lehendakari, Iñigo Urkullu, no acudiera y «quitarle importancia». Además, ha recordado que un nuevo marco es «un tema de país» y debe llevarse a Madrid una vez realizado en Gasteiz un planteamiento conjunto.

Mintegi ha señalado que «intuye» que, en parte, la suspensión de la reunión que el Gobierno de Lakua en funciones y el PNV iban a celebrar el pasado jueves para realizar el traspaso de poderes fue «una escenificación para retrasar la toma de decisión» sobre la paga extra de los funcionarios.

Tras admitir que se trata de «un asunto delicado», ha apuntado que «hay que tomar muchas decisiones y empezar a hacer políticas rápidamente» en la actual situación económica, que es «lo suficientemente grave como para que no haya un impasse en este traspaso de poder». «Tienen que asumir la responsabilidad y hacerse lo antes posible», ha añadido.

A su juicio, existen «contradicciones e incongruencias» en los emplazamientos que realiza el PNV al Gabinete de Patxi López para que no haga «una serie de inversiones que pueden condicionar futuras políticas del nuevo Gobierno» y, por otra parte, cuando se le pretende preguntar por la paga extra de los funcionarios, «dice ‘alla tú, tú respondes’».

«Se supone que las decisiones las tiene que tomar la persona que esté en funciones, pero también que puede ser una medida de cortesía a la persona que va a venir poderle consultar su opinión», ha indicado.

Por ello ha considerado que «las dos partes pueden tener una parte entendible de razón». «Ahora lo que es una falta de responsabilidad es que ‘yo por ti y tú por mí’, nadie tome una decisión. Han escenificado un tema de celos infantil para no tomar la decisión, pero la tienen que tomar porque hay mucha gente que depende de eso», ha manifestado.

Mintegi les ha instado a que «se dejen de chiquilladas y de celos», y sin «tirarse los trastos a la cabeza», hagan «directamente el traspaso». Además, ha considerado que el PNV «está sintiendo cierto vértigo ante la situación económica con la que se va a encontrar, por una parte, por la mala gestión del Gobierno vasco anterior y, por otra parte, por una situación de crisis muy grave y global».

La representante de EH Bildu ha destacado «la situación de grave debilidad» en la que se encontrará el próximo Ejecutivo de Lakua, al no haber llegado a acuerdos con otras formaciones, y ha destacado que el PNV ya está realizando «un aviso a navegantes», al no descartar que, «en breve, recurra a alguna fuerza que le pueda apoyar». En esta línea, ha precisado que hay «algún partido que está en situación de penuria interna muy evidente y que, en rebajas y de forma muy barata, puede apoyarle», en alusión al PSE.

En este contexto, ha puesto el ejemplo en lo ocurrido en torno a Kutxa. «Es absolutamente preocupante cómo en torno a unos intereses totalmente espurios e inconfesables se pueden reunir fuerzas y se pasa por encima de la ética, de la representación democrática y de las mayorías. Cuando a la derecha se le toca el bolsillo, se pone nerviosa y no tiene ningún escrúpulo», ha aseverado.

«Desgajarse del Estado»

Laura Mintegi ha insistido que el tema del abono o no de la paga extra de Navidad a los funcionarios es cuestión «difícil» y ha apuntado que su supresión «se impone» desde el Gobierno español, lo que confirma su postura de que, «paralelamente a la situación económica, hay que ir tomando medidas de desgajarse políticamente de un Estado que tiene unas carencias democráticas enormes».

«Habrá que ir viendo la manera de ser políticamente cada vez más independiente, hasta que llegue un momento que puedas tomar tus propias medidas económicas, sin depender del decretazo de turno», ha dicho.

Sobre la intención de Iñigo Urkullu de plantear un nuevo estatus al presidente del Gobierno del PP, Mariano Rajoy, cuando sea investido lehendakari, ha indicado que no es «un tema de partido, sino de país». Por ello, ha instado a «hablarlo» entre todos y ponerlo encima de la mesa de «forma conjunta».

Normalización

Además, se ha referido a las declaraciones en las que Urkullu ha precisado que el debate de normalización y convivencia debe residir en el Parlamento de Gasteiz, y ha precisado que «adelantó dos días» la sesión constitutiva de la Cámara para que coincidiera con el encuentro celebrado en Aiete el pasado día 20 para «tener una buena excusa para no acudir y quitarle protagonismo».

La portavoz de EH Bildu ha afirmado que no duda de que la Cámara de Gasteiz «va a ser el foro en el que vaya a hablar» sobre pacificación, normalización y convivencia, pero ha precisado que no es «el único foro».

«Cada foro tiene un plus y no se puede despreciar ese plus. No todas las fuerzas que están en Aiete están en el Parlamento, y se está despreciando la representación social, la representación del País Vasco norte, la representación navarra y la internacional, que es importantísima», ha aseverado.

A su juicio, aquí «entran en juego los celos» porque jeltzales y el PSE creen que «las fuerzas de izquierda y soberanistas estaban capitalizando Aiete y no hay nada de eso». «Lo que ocurre es que, quizá son esas fuerzas las que más ilusión tienen y más están empujando para que este proceso avance. Hay que ir conjuntamente sin celos porque están restando fuerza», ha indicado.

Para Laura Mintegi, si el objetivo es el de la pacificación, «no importa quién se pone medallas». «Yo, si en un momento dado, el PNV toma la iniciativa, coge el estandarte, va por delante, a la vanguardia y pone la carne en el asador, ¡adelante!», ha apuntado.