Un hombre en proceso de desahucio se suicida en Doneztebe

Un hombre de 59 años de edad, que se encontraba inmerso en un proceso de desahucio por impago de alquiler, se ha quitado la vida en Doneztebe. El Juzgado de Iruñea había decretado que se podía proceder a su desalojo hoy mismo.

Naiz.info|Iruñea|2012/11/28|3 iruzkin
Orig_p029_f01_100x100
Protesta ciudadana en Iruñea contra los desahucios (abril de este año). Idoia ZABALETA / ARGAZKI PRESS

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Nafarroa, Juan Manuel Fernández, ha informado de que una persona inmersa en un proceso de desahucio se ha suicidado en Doneztebe.

Según informa la agencia Efe, se trata de un hombre de 59 años de edad, identificado como Manuel Reguera, que debía algo más de 4.200 euros de alquiler del piso en el que vivía con su compañera sentimental.

El juzgado de instancia número 4 de Iruñea ya había decretado que se podía proceder al desalojo por impago, que se podía hacer efectivo a partir de hoy, según han precisado las fuentes.

Autoridades de la localidad han asegurado a NAIZ que el propietario de la vivienda denunció al inquilino por impago de alquiler y que el juez ordenó su desalojo en el plazo de un mes si no abonaba la deuda.

El pasado lunes 300 personas evitaron en Burlata que una familia fuese desahuciada por impago de hipoteca.

Por su parte, el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco anunciaba ayer que trasladará a todos los juzgados de la CAV el protocolo acordado por unanimidad por los jueces de Bilbo para evitar los desahucios.

El protocolo pretende evitar los desahucios de viviendas habituales, cuyos propietarios sean susceptibles de poderse acoger al decreto Ley 27/2012 del 15 de noviembre de medidas urgentes para reforzar la protección de los deudores hipotecarios aprobado por el Ejecutivo español.

Segundo suicidio en menos de un mes

El suicidio de Manuel Reguera hoy en Doneztebe es el segundo que ocurre en Euskal Herria en menos de un mes. El 9 de agosto Amaia Egaña se quitó la vida cuando iban a proceder al desahucio de su vivienda.

Tras aquel suceso miles de personas tomaron las calles para protestar por los desahucios y exigir su suspenso inmediato, las instituciones públicas se comprometieron a tomar medidas y  varios bancos anunciaron que suspendían las ejecuciones de los desahucios.

 

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK