EH Bildu acusa al PP de usar planteamientos «neofranquistas» en matería de Educación

EH Bildu ha acusado al ministro de Educación y Cultura, José Antonio Wert, de querer dar un nuevo paso en su «estrategia de asimilación contra Euskal Herria».

Naiz.info|Bilbo|2012/12/08|4 iruzkin
20121208_eh_bildu
Imagen de la rueda de prensa que EH Bildu ha ofrecido en Bilbo. (ARGAZKI PRESS)

En una rueda de prensa celebrada en Bilbo, los representantes de EH Bildu Maribi Ugarteburu, Rebeka Ubera, Eva Blanco y Oskar Matute han considerado que con la reforma educativa se busca restablecer un modelo educativo que auspicie «la castellanización, la privatización y la clasificación del ciudadano» y que anule además la posibilidad de poner en práctica un currículum propio.

Para EH Bildu, si el decreto de Wert entra en vigor se «tirará por la borda» la euskaldunización de las nuevas generaciones, ya que hoy por hoy el euskera no es una lengua normalizada, puesto que «no se garantiza el derecho a conocer la lengua a través de la escolarización».

En este contexto, han denunciado que todavía existe un importante porcentaje del alumnado que acaba su escolarización obligatoria sin dotarse de «competencias en euskera y comunicarse en su propia lengua».

«Se mantiene aún el sistema de modelos lingüístico cuya invalidez para educar a personas plurilingües ya ha sido comprobada», ha denunciado Ugarteburu tras recordar que en Nafarroa «no es oficial en todo el territorio», lo que genera ciudadanos de primera y segunda.

A su juicio, la reforma educativa es «una vuelta a la escuela en blanco y negro del florido pensil español», puesto que el euskera va a ser «una lengua de tercera categoría» al convertirse su enseñanza no troncal, como el castellano y el inglés, sino «de especialidad y por lo tanto optativa».

Tras recordar que la mayoría de familias aboga por modelos euskaldunes, Ugarteburu ha denunciado que el ministro busca «convertir en obligatoria» la implantación de modelos no euskaldunes.

A su juicio, se trata de dar un nuevo paso en la «estrategia de asimilación contra Euskal Herria», recurriendo a planteamientos «neofranquistas» para acabar con «nuestra lengua y cultura».

«Y para ello no le importará destinar dinero público a centros privados. Tal como han hecho con pensiones y el sistema sanitario ahora buscan debilitar el sistema público educativo», ha denunciado, para añadir que se busca clasificar a los alumnos.