Cameron admite la colaboración de agentes británicos en la muerte de un abogado norirlandés

El primer ministro británico, David Cameron, ha pedido perdón por la «escandalosa» implicación de las fuerzas de seguridad británicas en la ejecución del abogado norirlandés Pat Finucane, que murió en 1989 tras recibir 14 disparos delante de su mujer y sus hijos en su vivienda en Belfast.

NAIZ.INFO|LONDRES|2012/12/12|0 iruzkin
20121015_cameron
David Cameron, primer ministro británico, en una imagen de archivo. (Andy BUCHANAN/AFP PHOTO)

Cameron ha señalado en la Cámara de los Comunes, en una comparecencia televisada tras la publicación de un nuevo informe sobre la cuestión, que hubo agentes del Estado británico que «facilitaron el asesinato» de Finucane.

«Es realmente sorprendente que esto pasase en nuestro país», ha indicado el primer ministro, que ha asegurado que el informe muestra «sin lugar a dudas» que se produjo una colaboración de agencias estatales, lo que ha calificado de «totalmente inaceptable».

Cameron ha destacado que las fuerzas de seguridad facilitaron armas a los unionistas y que posteriormente obstaculizaron cualquier investigación sobre la muerte del letrado, aunque ha asegurado que no hubo altos cargos del Estado británico implicados.

El primer ministro británico ha pedido perdón y ha añadido que estos hechos no pueden volver a producirse.

Con este informe, el primer ministro británico dio por zanjado este asunto, a pesar de que la familia de Finucane ha pedido una investigación pública que se desarrolle bajo los mismos términos que la del ‘Bloody Sunday’.

Geraldine Finucane, viuda del abogado, ha tildado el informe de «engaño» y ha asegurado que la «verdad» sobre la muerte de su marido y «de muchos otros» no ha salido aún a la luz, ya que esta nueva pesquisa ha sido un intento de «barrer la suciedad bajo la alfombra».