El Parlamento navarro insta a Barcina a no aplicar la prohibición de carteles de protesta

El Pleno del Parlamento navarro ha aprobado, con los votos a favor de PSN, Bildu, NaBai, I-E y los dos parlamentarios no adscritos y los votos en contra de UPN y PPN, una resolución que insta al Ejecutivo de Yolanda Barcina a «dejar sin efecto» la prohibición de exhibir carteles de protesta en edificios públicos.

Naiz.info|Iruñea|2012/12/14

Se trata de un acuerdo de gobierno del 31 de octubre de 2012 para imposibilitar la colocación de pancartas, carteles, pasquines y otros mensajes relativos, según la moción de Bildu, a «legítimas reivindicaciones políticas y sociales en fachadas y estancias interiores de los edificios administrativos».

En la exposición de motivos, la resolución entiende que «restringir o coartar la libertad de expresión de colectivos a los que está aplicando recortes económicos y de derechos es muy grave», pues se trata de una facultad que el Gobierno «debe respetar».

En su defensa, Víctor Rubio,ha señalado que con esta iniciativa el Ejecutivo de Yolanda Barcina pretende «poner puertas al campo»: «¿Cómo no van a protestar los trabajadores públicos? Están respondiendo como cabía esperar, protestando ante los atropellos».

«Protestar no es atacar y los funcionarios públicos de Navarra han sido exquisitos en su protesta», ha defendido.

Tras una escueta intervención de Juan José Lizarbe (PSN) para anunciar su apoyo a la moción, Nekane Perez (NaBai) ha argumentado que la medida a la que se opone la mayoría del Parlamento «vulnera el derecho a la libertad de expresión».

José Miguel Nuin (I-E) ha defendido este tipo de expresiones como «un acto legal y legítimo», «necesario, imprescindible y el único camino efectivo que dejan a la mayoría» frente al «austericidio» que practica el Gobierno navarro.

«Utilización de bienes públicos para interés personal»

En el turno en contra, Carlos García Adanero (UPN) ha diferenciado entre las protestas y libertad de expresión, cuyo ejercicio ha respaldado, y la «utilización de bienes públicos para interés personal» que a su juicio son estos carteles en edificios públicos, e incluso ha elucubrado con la «barbaridad» que sería si UPN utilizara estos edificios para expresar sus lemas de partido, apoyados por la «mayoría» de los navarros.

El portavoz del PPN, Eloy Villanueva, ha considerado esta «una cuestión de orden» ya que «está perfectamente regulado cómo los funcionarios públicos pueden opinar» y, «por muy legítimas que sean las protestas», «no se puede confundir lo publico con lo privado», «insultar y faltar al respeto» a quienes gobiernan.