Artur Mas: «Empezamos la legislatura más decisiva desde la recuperación de la democracia»

El Parlament ha celebrado esta tarde la primera sesión de investidura, en la que Artur Mas ha sido el encargado de dar el primer discurso. Una intervención en la que ha repasado las acciones de Govern pactadas con ERC y en la que ha confirmado su compromiso con la convocatoria de una consulta.

Beñat Zaldua|Barcelona|2012/12/20|0 iruzkin
Dv1371219
Artur Mas ha inaugurado el pleno con un discurso que se ha prolongado durante una hora. (Josep LAGO/AFP)
Mas no se ha referido en ningún momento al 2014 como al año en el que se comprometen a convocar la consulta.
Ha anunciado que convocará una cumbre con todas las fuerzas políticas catalanas para intentar acordar las líneas maestras de las cuentas del 2013.

Artur Mas ha inaugurado esta tarde la sesión de investidura en el Parlament de Catalunya, con un discurso de una hora en el que ha desgranado los detalles del acuerdo con ERC y el plan de gobierno que aplicará una vez mañana sea investido de nuevo como president.

El líder de CiU ha iniciado su discurso centrándose en el derecho a decidir, que, según ha señalado, salió «inequívocamente» reforzado en las últimas elecciones, aunque no con el resultado que él «esperaba», tal y como ha admitido. «Derecho a decidir quiere decir soberanía, pero sobre todo, quiere decir democracia», ha declarado Mas, quien ha reafirmado su compromiso con que la convocatoria de la consulta sea una de las grandes prioridades del próximo Ejecutivo. Sin embargo, no ha mencionado en ningún momento el 2014 como el año en que debería celebrarse dicha consulta, tal y como recoge el acuerdo de estabilidad firmado con ERC.

Mas ha criticado los constantes ataques del Estado español contra Catalunya -«ataques al modelo de inmersión lingüística, reducción del autogobierno, déficit de inversión, financiación deficitaria», etc.-, para concluir: «Así no podemos continuar». «El Govern someterá el futuro del país a una consulta, con un apoyo tan amplio como sea posible», ha finalizado.

Medidas económicas

El todavía president en funciones ha repasado los principales compromisos adquiridos en el acuerdo con ERC, centrándose en gran medida en la economía, a la que se ha referido en un tono severo. Mas ha recordado que el Estado les «obliga injustamente a recortar 4.000 millones de euros» y que ven «como la UE flexibiliza el objetivo de déficit para el Estado, mientras este lo endurece para las comunidades autónomas». Para mejorar la situación, ha pedido que Catalunya gestione todos los impuestos y que el Estado pague los 8.000 millones de euros que «por ley» debe a la Generalitat. «Catalunya genera suficiente riqueza para vivir mejor», ha sentenciado.

Los presupuestos también han sido abordados a lo largo del discurso y sobre ellos, ha reconocido que «se centrarán más en la reducción del gasto que en el aumento de ingresos»; es decir, en mayores recortes. Aún así, ha repasado todas las medidas fiscales acordadas con ERC, que permitirán, según ha señalado, que los recortes «no crucen las líneas rojas» del estado de bienestar.

Cumbre con todas las fuerzas políticas

También ha insistido, a lo largo de todo el discurso, en la necesidad de que todas las fuerzas políticas remen en la misma dirección para luchar contra la crisis y ha dado una noticia desconocida hasta el momento: antes de la aprobación de los presupuestos, convocará una cumbre con todas las fuerzas políticas catalanas para intentar acordar las líneas maestras de las cuentas del 2013.

Mas ha vuelto, finalmente, a la épica para cerrar su discurso, cuando ha condensado la acción del próximo Govern en torno a tres grandes retos: la peor recesión económica en décadas, la peor crisis de las finanzas públicas desde la recuperación de la democracia y la operación política de mayor envergadura en 300 años. «Tenemos el reto apasionante de recuperar la economía y hacer que Catalunya sea un país libre entre los países libres del mundo», ha concluido.