El Acuerdo de Gernika aboga por fomentar el diálogo y «cambiar de raíz» la situación de los presos

Los firmantes del Acuerdo de Gernika señalan entre sus prioridades de cara al 2013 «fomentar cualquier iniciativa de diálogo político» encaminada a la normalidad democrática y urge, al mismo tiempo, a «cambiar de raíz» la situación de los presos políticos. Ha mostrado su adhesión a la manifestación del 12 de enero en Bilbo.

Naiz.info|Bilbo|2012/12/28|0 iruzkin
Int000003086
Firmantes del Acuerdo de Gernika, en la rueda de prensa que han ofrecido en Bilbo. (Jon HERNAEZ/ARGAZKI PRESS)

Los agentes sociales, sindicales y políticos que suscribieron el Acuerdo de Gernika han valorado en rueda de prensa lo acontecido en 2012 en lo que respecta al desarrollo del proceso de resolución del conflicto vasco.

En un primer balance, consideran que a pesar de que ETA haya cesado su actividad armada, la nueva situación política vasca «no es una situación de paz» ya que, según han dicho, «todos los días se siguen conculcando multitud de derechos humanos». «Para construir la paz –han señalado– tienen que ser las dos partes –todas las partes– las que han de dar pasos que todavía no hemos visto».

A su juicio, las palabras y las acciones de los estados español y francés «están cada vez más alejadas» de los ciudadanos vascos y califican de «doloroso anacronismo» que continúen los juicios políticos, las encarcelaciones y «muy especialmente, una política penitenciaria basada en la venganza».

Tras recordar que el Tribunal de Estrasburgo ha fallado en contra de la denominada ‘doctrina Parot’, ha criticado que el Estado español haya recurrido el fallo y continúe «ejerciendo toda su presión diplomática» para condicionar al tribunal europeo. «Esa es la voluntad real del Estado español».

Sobre la oferta de ETA a los gobiernos español y francés para un diálogo sobre el proceso de desarme y el desmantelamiento de las estructuras militares, ha denunciado que «los gobiernos muestran un nulo interés por cerrar definitivamente la fase de confrontación armada».

En cuanto a las víctimas, el Acuerdo de Gernika ha puesto de manifiesto la «pequeña, pero positiva» aportación del Ayuntamiento de Donostia en un acto en recuerdo a todas las víctimas del conflicto, ya que en ella participaron todas las fuerzas políticas, y ha abogado por imitar el ejemplo de Ipar Euskal Herria en cuanto al diálogo multipartito se refiere.

Como prioridades de cara al 2013, el Acuerdo de Gernika aboga por «fomentar cualquier iniciativa de diálogo político encaminada a la construcción de la normalidad democrática» y, por otro lado, «cambiar de raíz» la situación de los presos políticos vascos.

«El primer paso ha de ser que los traigan a Euskal Herria, dueños de todos sus derechos», han afirmado, al tiempo que han mostrado su adhesión a la manifestación convocada por Herrira para el 12 de enero en Bilbo.

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK