Confebask augura un mal año 2013 y sugiere un fondo de 600 millones para invertir en la CAV

La patronal Confebask propuso ayer crear un fondo de 600 millones de euros «con el ahorro de los vascos» para destinarlo a reactivar la demanda interna en la CAV.

NAIZ.INFO|BILBO|2012/12/29

En la presentación en Bilbo de sus previsiones para 2013, el presidente de Confebask, Miguel Ángel Lujua, explicó que con ese fondo se podría conseguir que en el próximo año «la caída de la economía vasca se redujera del 1,3% del PIB» que calculan a solo el 0,1%. Sus previsiones fijan la caída del PIB en el 1,3% para este año y auguran que los dos primeros trimestres del 2013 serán aún peores, con un retroceso del 2%, que se podría corregir en el segundo semestre para cerrar el año con una contracción del 1,3%.

Lujua recalcó que los dos «motores» principales de la economía vasca, el mercado europeo y el español, se encontrarán en recesión en 2013, y que «resulta imprescindible activar el mercado vasco, el único sobre el que podemos actuar». Estos nuevos recursos, según Lujua, se deberían conseguir «sin tocar los presupuestos públicos», sin embargo su fórmula no quedó clara, ya que en su propuesta el fondo sería constituido por el Gobierno de Gasteiz, las tres diputaciones y las entidades financieras y «con el ahorro captado, no solo de fondos de inversión y EPSV, podrían ofrecer créditos al 4%, cuando actualmente están al 7-8%, un nivel superior a la rentabilidad actual de las empresas».

En su comperecencia, el presidente de Confebask también abogó por «una regulación sobre el derecho a la huelga porque a veces los famosos piquetes informativos impiden el desarrollo normal de la actividad productiva». Lujua pidió la modificación de la actual legislación que «protege a quienes deciden no trabajar y no a quienes quieren hacerlo».