Katsikaris avisa que «no solo jugamos Valencia y nosotros»

Uxúe Bilbao Basket abre el Last 16 de la Eurocup este miércoles a las 20.30 en el Bilbao Arena con el partido que le enfrenta al Nymburk checo, que tiene a Jiri Welsch como líder del equipo.

Arnaitz GORRITI|BILBO|2013/01/09

Se acabó la espera para Uxúe Bilbao Basket. El Nymburk checo llega al pabellón Bilbao Arena para dar comienzo al Last 16 de la Eurocup, el inicio de «mes y medio de infierno», como lo definiría Fotis Katsikaris, toda vez que sus pupilos deberán acostumbrarse a jugar cada tres días, metiéndose entre pecho y espalda unos bonitos viajes.

En principio, Bilbao Basket y Valencia Basket son los favoritos para dominar en este grupo L. Sin embargo, empezando por el duelo de esta noche, el técnico de los hombres de negro no quiere fiarse ni un poquito. «Sería un error pensar que solo jugamos en este grupo el Valencia y nosotros. Mañana -por hoy- es un partido muy importante, porque además queremos recuperar las buenas sensaciones después de perder los dos últimos partidos de Liga», reconoció el técnico griego del Uxúe Bilbao Basket.

Katsikaris considera al Nymburk como un equipo «muy tradicional» y, por lo tanto, «con mucha experiencia» a nivel continental. «Liderado por Jiri Welsch, a quien ya conocemos», tiene en el eslovaco Radoslav Rancik -hermano menor del exjugador de Bilbao Basket y Baskonia Martin Rancik- a su «primer anotador».

«Forman un grupo muy duro, que genera mucho juego de bloqueo directo. Habrá que defender muy bien porque si les dejas espacios, nos pueden hacer daño», añadía Katsikaris, quien espera contar además con el respaldo de un pabellón «lleno» de una afición «con ganas» que no ve a su equipo en Miribilla desde el 22 de diciembre.

«Será un partido muy duro física y mentalmente, pero aprovechamos el descanso de la semana pasada para trabajar y recuperar, y el equipo físicamente está muy bien. Por eso no creo que se vaya a notar lo duro que fue el partido del domingo en Valencia», explicaba.

Un viejo conocido

Uxúe Bilbao Basket tendrá enfrente a un viejo conocido con el que ya se ha enfrentado en otras dos ocasiones en la Eurocup, en la fase de grupos de la temporada 2008/09, a las órdenes de Txus Vidorreta, con triunfo bilbaino en los dos partidos, y en los cuartos de final de la misma competición, pero en la campaña 2009/10.

En aquella ocasión, el equipo dirigido ya por Fotis Katsikaris ganó la ida en la República Checa (47-59), pero tuvo que sufrir para acceder a la Final Four de Gasteiz al perder en el Bizkaia Arena de Barakaldo por 46-52, en uno de los peores partidos que se les recuerda a los hombres de negro.

Para evitarse sobresaltos parecidos, Bilbao Basket cuenta con una enorme batería de anotadores, como Kostas Vasileiadis, capaz de anotar 11 puntos en el último minuto del partido de La Fonteta y provocar la prórroga.