CiU y ERC ponen a punto la ‘Declaración de Soberanía del Pueblo Catalán’

La ‘Declaración de Soberanía del Pueblo Catalán’ pactada por CiU y ERC para aprobarse en el Parlament recoge el carácter de «sujeto político y jurídico soberano» de Catalunya. El borrador hecho público este jueves se trasladará ahora al resto de fuerzas políticas, menos PP y C's, para lograr el máximo apoyo posible.

Beñat Zaldua|Iruñea|2013/01/10|0 iruzkin

CiU y ERC han hecho público esta tarde un borrador sobre la ‘Declaración de Soberanía del Pueblo Catalán’, en el que han estado trabajando los últimos días y que aprobarán en el primer pleno del Parlament, previsto para finales de enero. Antes, ambos partidos trasladarán el borrador a PSC, ICV-EUiA y CUP, con la intención de recabar el máximo apoyo posible.

El borrador de la declaración recoge el carácter de «sujeto político y jurídico soberano» de Catalunya, así como la legitimidad para «hacer efectivo el ejercicio del derecho a decidir como plasmación del derecho a la autodeterminación de los pueblos y hacer efectiva la voluntad de constituir Catalunya en un nuevo estado dentro del marco europeo».

El documento consta de seis puntos, empezando por el de «soberanía», la cual reside en el pueblo catalán «por razones de legitimidad democrática», según se lee en el borrador. El segundo punto es, precisamente, la legitimidad democrática, en el que se explica que «el proceso del ejercicio del derecho a decidir será escrupulosamente democrático». La «transparencia» es el tercer punto, en el que se garantiza que «el conjunto de la población y la sociedad civil catalana tenga toda la información».

Como cuarto punto, la declaración propone el «diálogo», en el que apuesta por establecer canales de negociación «con el Estado español, las instituciones europeas y el conjunto de la comunidad internacional».

«Europa» es el quinto punto, en el que los firmantes se comprometen a «defender y promover los principios fundacionales de la Unión Europea». El sexto y último punto del documento es el de la «legalidad», en el que se comprometen a utilizar «todos los marcos legales existentes para hacer efectivo el fortalecimiento democrático y el ejercicio del derecho a decidir».