El Ecofin autoriza a once estados la creación de una tasa a las transacciones financieras

Los ministros de Economía y de Finanzas de la Unión Europea han autorizado a once países a crear una tasa sobre las transacciones financieras, que busca que los bancos asuman su responsabilidad en la actual crisis financiera.

NAIZ.INFO|BRUSELAS|2013/01/22
Ecofin
El comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn; el ministro irlandés de Finanzas, Michael Noonan; su homóloga danesa, Margrethe Vestager; y el ministro de Finanzas portugués, Vitor Gaspar, charlan antes de la reunión. (Georges GOBET/AFP)

Los ministros de Economía y Finanzas (Ecofin) de la Unión Europea han dado su visto bueno a que once países puedan imponer una tasa sobre las transacciones financieras (FTT), que busca que los bancos asuman su responsabilidad en la actual crisis financiera.

De esta manera, Austria, Alemania, Bélgica, el Estado español, Estonia, Eslovenia, Eslovaquia, el Estado francés, Grecia, Italia y Portugal avanzarán en solitario en la creación de la denominada Tasa Tobin, que tiene el potencial de recaudar en torno a 37.000 millones de euros anuales, según algunos estudios.

Según la propuesta original de la Comisión Europea, que cubría a los 27 estados miembros de la UE, la tasa gravará con un 0,1% las transacciones de todo tipo de instrumentos financieros, excepto los derivados, a los que se les aplicaría un 0,01%. Ello permitiría recaudar 55.000 millones de euros al año, según los cálculos de Bruselas.

Pero el veto de Gran Bretaña–que alberga en Londres el principal centro financiero de la UE y sostiene que la tasa provocará una deslocalización de la industria bancaria– y otros estados –República Checa, Malta y Luxemburgo– ha obligado a emprender la vía de la cooperación reforzada. Se trata de la tercera vez que se usa este procedimiento, tras la legislación sobre divorcio y sobre patentes.

Una vez que el Ecofin ha dado su visto bueno a la cooperación reforzada, el Ejecutivo comunitario presentará su propuesta final sobre la tasa, que deberá ser aprobada por unanimidad por los participantes.

El comisario europeo de Fiscalidad, Algirdas Semeta, ha calificado la decisión de «hito para la fiscalidad europea».