El Parlament vota hoy la Declaración de Soberanía

El Parlament de Catalunya aprobará esta mañana la Declaración de Soberanía del Pueblo Catalán acordada por CiU, ERC e ICV-EUiA. Un texto en el que se reivindica Catalunya como «sujeto político y jurídico soberano» y que contará también con el apoyo crítico de la CUP. No así con el del PSC, que todavía no ha aclarado si se abstendrá o votará en contra.

Beñat Zaldua|Barcelona|2013/01/23
Negociacio_n_declaracio_n
Representantes de CiU, ERC, PSC, ICV-EUiA y CUP en la primera de las reuniones en las que intentaron consensuar la Declaración. (Albert GARCIA)
Conocer la decisión final del PSC y ver si alguno de sus diputados críticos rompe la disciplina del voto es el principal aliciente de una votación por lo demás previsible.

Tras dos semanas de intensas negociaciones, el Parlament someterá a voto esta mañana la Declaración de Soberanía del Pueblo Catalán acordada finalmente por CiU, ERC e ICV-EUiA. El texto mantiene la referencia a Catalunya como «sujeto político y jurídico soberano», pero desaparece la mención al Estado propio, tal y como pedían ICV y PSC.

También a petición de los ecosocialistas, en el nuevo redactado se lee que el Parlament «tiene un papel principal en este proceso y, por lo tanto, se tendrán que abordar y concretar los mecanismos y las dinámicas de trabajo que garanticen este principio». La inclusión de varias propuestas de ICV-EUiA permitió, a última hora del lunes, sumarlos al acuerdo, por lo que la Declaración tiene garantizado el apoyo de, como mínimo, 84 diputados de un total de 135.

La incógnita se concentra en los 20 diputados del PSC y en los tres de la CUP. La formación independentista -que mantiene su propuesta- anunció en los últimos días un apoyo crítico, que se traducirá, previsiblemente, en dos abstenciones y un voto favorable, o viceversa. La CUP quiere mostrar así su compromiso con el derecho a decidir y remarcar, al mismo tiempo, sus diferencias con una Declaración en la que, entre otras cosas, creen que falta una mención explícita a los Països Catalans y sobra la referencia a la Unión Europea.

Por su parte, el PSC se ha enrocado a lo largo de la negociación en su insistencia en que la Declaración respete la «legalidad vigente» -que no es otra que la Constitución española- y en que desaparezca el concepto de soberanía, por lo que su secretario general, Pere Navarro, ya anticipó ayer que no apoyarían el texto mayoritario.

La cerrazón de la dirección de los socialistas ha causado malestar en el sector catalanista del partido, hasta el extremo en que cinco diputados pidieron ayer la libertad de voto para el pleno de hoy. Navarro negó tajantemente esta opción, pero tras cuatro tensas horas de reunión, el PSC acabó la jornada sin una decisión definitiva sobre el sentido de su voto, por lo que a estas horas, todavía se desconoce si se abstendrán o votarán en contra. La posibilidad -remota pero no imposible- de que algún diputado socialista rompa la disciplina de voto y apoye la Declaración se ha convertido en uno de los alicientes de la votación de hoy, que por lo demás se espera bastante previsible.

Si finalmente el PSC opta por el no, se situará al lado del PP y de Ciutadans, que en ningún momento han entrado en la negociación del documento y a la que se han opuesto tachándola directamente de «declaración de independencia».

Presentación del Govern

Antes de que las diferentes propuestas de Declaración sean sometidas a voto, el president, Artur Mas, comparecerá a petición propia ante los diputados para dar cuenta de la estructura y formación del nuevo Govern, con turno de réplica incluida para cada uno de los portavoces de los grupos parlamentarios.