Washington pretende legalizar a 11 millones de indocumentados

El presidente de EEUU, Barack Obama, presentará este martes su plan para llevar a cabo una reforma migratoria, al tiempo que un grupo bipartidista de senadores ha presentado en Washingtonun marco inicial para una reforma migratoria que incluye legalizar a 11 millones de indocumentados.

NAIZ.INFO|WASHINGTON|2013/01/29|0 iruzkin
20130129_washington
Imagen de la rueda de prensa que han ofrecido varios de los senadores que han presentado el plan migratorio que incluye la legalización de 11 millones de indocumentados. (Alex WONG/AFP)

El presidente de EEUU, Barack Obama, explicará este martes su plan para llevar a cabo una reforma migratoria integral y lograr un sistema «más justo» en un discurso en un instituto de Las Vegas.

Obama hablará en el instituto Del Sol a partir de las 12.00 hora local «sobre la necesidad de arreglar el roto sistema de inmigración para que sea más justo y ayude a crecer a la clase media, garantizando que todo el mundo juega bajo las mismas reglas», según la agenda divulgada por la Casa Blanca.

El presidente ofrecerá un plan detallado sobre cómo cree que debería ser la ley para reformar el sistema migratorio, según funcionarios de la Casa Blanca citados por el diario Politico.

Obama considera fundamental «hablar» con los ciudadanos y asegurarse de que «entienden hacia dónde vamos y por qué. Y eso es lo que pretende hacer», indicó este lunes el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, acerca del propósito de la visita del mandatario a Las Vegas.

Será el primer viaje fuera de Washington y el primer discurso que ofrece Obama tras su segunda investidura presidencial hace una semana, lo que pone de manifiesto que la reforma migratoria es una de las prioridades de su nuevo mandato.

De acuerdo con Politico y la cadena CNN, Obama no va a presentar su propio proyecto de ley para la reforma migratoria, sino que instará al Congreso a que actúe «con rapidez» al respecto.

En la víspera del discurso de Obama, un grupo bipartidista de senadores ha presentado en Washington un marco inicial para una reforma migratoria que incluirá un camino a la ciudadanía para la mayoría de los 11 millones de indocumentados que viven en EEUU, muchos de ellos hispanos.

El marco consensuado por ocho senadores demócratas y republicanos contempla una vía «dura pero justa» para la legalización de inmigrantes indocumentados, supeditada al fortalecimiento de la seguridad fronteriza.

Obama no es partidario de vincular la legalización con la seguridad fronteriza, porque eso conllevaría, a su juicio, «mantener a muchos indocumentados en el limbo durante un tiempo».

El acuerdo logrado por los senadores propone, además, una reforma del sistema de visas para responder a las necesidades del mercado laboral y un método de verificación de empleos «eficaz» para impedir la contratación de trabajadores indocumentados.

Asimismo, se da preferencia a regularizar la situación de aquellos que llegaron a EEUU siendo menores y han crecido y han sido educados en el país, así como a los trabajadores del sector agrícola y ganadero.

LOTURAK