Trabajadores de las antiguas cocinas del Hospital de Nafarroa denuncian el trato recibido

Los trabajadores de las antiguas cocinas del Complejo Hospitalario de Nafarroa han denunciado el «trato vejatorio» al que se ha sometido el personal y han criticado el «desprestigio de lo público», ya que la sanidad «no debe ser un negocio».

NAIZ.INFO|IRUÑEA|2013/01/30
20130130_cocinas
Imagen de la comparecencia de los trabajadores de las antiguas cocinas del Complejo Hospitalario de Nafarroa en la comisión de Salud. (Iñigo URIZ/ARGAZKI PRESS)

Trabajadores de las antiguas cocinas del Complejo Hospitalario de Nafarroa han comparecido en la comisión del Salud del Parlamento, en una sesión que fue solicitada por I-E ante su «preocupación» por la forma de rescindir los contratos tanto por parte del departamento de Salud como de la nueva empresa adjudicataria de los servicios de cocina, Maditerránea de Cátering.

En la comparecencia, han denunciado el «trato vejatorio» al que se ha sometido al personal fijo y en este sentido han calificado como «muy lamentable» que después de «un año y tres o cuatro meses en los que se sabía que se iba a privatizar, hasta el 10 de enero los cocineros no sabían a dónde iban a ir».

Han añadido que ha habido «una falta de coordinación entre el SNS-Osasunbidea y Función Pública» y se han transmitido «mensajes confusos a los trabajadores y sus representantes».

Igualmente, han aludido a la «inseguridad jurídica» personal de los cocineros, que pueden ser recolocados en una categoría inferior, así como la «falta de transparencia» en todo ese proceso.

Los trabajadores han subrayado que la anterior plantilla la integraban 204 personas entre fijos y eventuales, y ahora «cuando se cojan las tres cocinas serán 89 personas, de las que un porcentaje importante estará a tiempo parcial, cuando los anteriores, excepto los de fin de semana, estaban a tiempo completo».

Han comentado que en cinco días han sido despedidos varios trabajadores al considerar la empresa que «no estaban bien preparadas para el puesto».

Además, han remarcado que se asiste a un «desprestigio de lo público». «Con la sanidad no se puede jugar, no debe ser un negocio», han afirmado. Por ello, han reprochado al departamento de Salud que solo hable de ahorro, algo que, según han dicho, ni siquiera está claro que vaya a ser como estaba previsto.

Reacciones de los partidos

Ante estas declaraciones, Antonio Pérez Prados (UPN) ha dicho no entender el tono de la intervención y ha sostenido que en el proceso de rescesión de contratos «se ha seguido la legalidad vigente». Mientras, el PPN ha considerado que es «prematuro» hacer un juicio de valor a Maditerránea de Cátering.

Bikendi Barea, de Bildu, ha sostenido que en este proceso ha habido un recorrido que «se sumerge en lo kafkiano» y ha reprochado al Gobierno de Barcina que sus decisiones se baes en criterios económicos.

En este sentido, la portavoz de NaBai, Asun Fernández de Garaialde, también ha cuestionado la decisión del Ejecutivo y su justificación en un ahorro.

El portavoz del PSN, Samuel Caro, ha lamentado «profundamente» que no se haya cumplido la moción que pedía que se informara a los trabajadores, mientras que I-E se ha mostrado «totalmente de acuerdo» con los trabajadores.

Salud afirma que hace un «seguimiento continuo»

Desde el Gobierno de Nafarroa, la vicepresidenta primera, Lourdes Goicoechea, ha señalado que el Departamento de Salud realiza un «seguimiento continuo» del servicio de cocinas del Complejo Hospitalario de Navarra para que «tome un ritmo normal y funcione correctamente».

«Todo cambio en una organización de cualquier materia supone unos momentos de adaptación, pero todos tenemos que colaborar», ha indicado, quien ha indicado que «se tiene conocimiento de que internamente igual no se está teniendo una actitud positiva y todos deberían colaborar para que esto funcione».