La ONU denuncia que los asentamientos israelíes violan la Cuarta Convención de Ginebra

El informe que ha elaborado la comisión internacional de la ONU que investiga el impacto de los asentamientos israelíes en terrotio palestino denuncia que esta práctica viola los derechos humanos de los palestinos, así como la Cuarta Convención de Ginebra.

NAIZ.INFO|GINEBRA|2013/01/31|0 iruzkin
20130131_onu
En la imagen, la presidenta de la comisión internacional, Christine Chanet. (Fabrice COFFRINI/AFP)

La comisión internacional de la ONU para investigar el impacto de los asentamientos israelíes en los territorios ocupados ha denunciado que esta práctica «viola de diversas maneras» los derechos humanos de la población palestina.

«En cumplimiento del artículo 49 de la Cuarta Convención de Ginebra, Israel debe poner fin a todas las actividades de asentamiento sin condiciones previas», ha manifestado la presidenta de la comisión internacional, la francesa Christine Chanet.

La comisión presentó sus primeras conclusiones dos días después de que Israel decidiera no someterse a su examen periódico ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en protesta precisamente contra la creación de este grupo.

El informe señala que desde 1967 los gobiernos israelíes «han dirigido abiertamente, han participado y han tenido un control pleno sobre la planificación, construcción, desarrollo, consolidación y promoción de los asentamientos» en territorio palestino.

Esos asentamientos, señala el documento, se crearon «para el exclusivo beneficio de los israelíes judíos», y se mantienen y se desarrollan «a través de un sistema de segregación total entre los colonos y el resto de la población de los territorios ocupados».

El informe recuerda que el Estatuto de Roma establece la jurisdicción de la Corte Penal Internacional sobre el traslado de la población civil en los territorios palestinos ocupados.

Las conclusiones de la comisión, que no recibió el permiso israelí para visitar los asentamientos, se presentarán ante la próxima sesión plenaria del Consejo de Derechos Humanos, que se celebrará del 25 de febrero al 22 de marzo.

Israel considera «desafortunadas y contraproducentes» las denuncias de la ONU

Israel ha calificado de «desafortunadas y contraproducentes» las conclusiones de la comisión internacional de la ONU para investigar el impacto de los asentamientos israelíes en territorio palestino.

«El Consejo de Derechos Humanos se ha distinguido, tristemente, por su aproximación sistemáticamente sesgada y unilateral hacia Israel. Este último informe es otro desafortunado recordatorio de ello», ha afirmado en un comunicado el Ministerio de Exteriores israelí.

El departamento ha insistido en que «la única forma de resolver todos los asuntos pendientes entre Israel y palestinos, incluido el asunto de los asentamientos, es a través de negociaciones sin condiciones previas» y ha asegurado que «medidas contraproducentes como este solo sirven para poner trabas a los esfuerzos para encontrar una solución sostenible al conflicto israelí-palestino».