Un subinspector de los Mossos será juzgado por los porrazos a David Fernández

El subinspector de los Mossos d'Esquadra Jordi Arasa será juzgado por el violento desalojo de Plaza Catalunya del 27 de mayo de 2011. Concretamente, se sentará en el banquillo a raíz de una denuncia presentada por el ahora diputado de la CUP David Fernández, que aquel día sufrió la agresión del agente.

Beñat Zaldua|Barcelona|2013/02/04

El subinspector de una brigada antidisturbios de los Mossos d'Esquadra Jordi Arasa será juzgado por el violento desalojo de la plaza Catalunya el 27 de mayo de 2011, en plena acampada del 15M, en el que destacó por el encarnizamiento de su actuación, golpeando a diestro y siniestro a decenas de personas, entre ellas al ahora diputado de la CUP David Fernández, que fue quien puso la denuncia contra Arasa, señalándole con su nombre completo y el número de placa.

Según recoge ‘La Directa’, esta identificación ha sido clave para procesar al agente, ya que la denuncia de Fernández -enmarcada en la querella presentada por 57 heridos aquel día- es la única que finalmente ha prosperado, después de innumerables intentos por archivar el caso. El juez que lleva el caso llegó intentar cerrar el asunto alegando que no podía determinar la existencia de delitos en la actuación de los Mossos porque su ordenador no podía abrir los archivos de vídeo aportados como pruebas.

Arasa es conocido por los movimientos sociales de toda Catalunya por sus prácticas represoras desmedidas -documentadas en más de un vídeo-, que han llegado a causar malestar en el propio cuerpo policial. Entre ellas, destaca la detención arbitraria de un hombre en silla de ruedas, al que levantó a pulso y dejó caer en el furgón policial, abandonando en la calle la silla.