El Gobierno navarro recurre la anulación del Plan de Residuos

El Gobierno de Yolanda Barcina ha recurrido la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Nafarroa que anulaba el Plan Integrado de Gestión de Residuos de Nafarroa (PIGRN) aprobado en 2010 por el Ejecutivo foral y dejaba en el aire el futuro de la incineradora de Olatzagutia.

Naiz.info|Iruñea|2013/02/07

El Gobierno navarro ha anunciado que su Asesoría Jurídica ha iniciado los trámites necesarios ante el Tribunal Superior de Justicia de Nafarroa para presentar un recurso de casación ante el Tribunal Supremo contra la Sentencia 42/2013 que anuló el Plan Integrado de Gestión de Residuos de Nafarroa, PIGRN.

El Gobierno de Nafarroa ha decidido presentar el recurso al entender que la sentencia «reconoce la correcta aplicación de la normativa europea y española en materia de gestión de residuos en Navarra y, únicamente, identifica algunos aspectos de falta de concreción puntual y de incumplimiento procedimental».

En este sentido, señala en un comunicado que la sentencia admite que el PIGRN, «como instrumento de planificación, incorpora las obligaciones de participación pública, análisis de alternativas, estudios económicos y aplicación de las soluciones medioambientalmente mejores y más avanzadas, cuestiones de fondo que los demandantes ponían en cuestión».

No obstante, agrega que, en el lado contrario, el tribunal señalaba la «necesidad de localizar con mayor precisión las instalaciones de eliminación» e identificaba «un incumplimiento de plazos de tramitación».

El Ejecutivo liderado por Yolanda Barcina ha precisado que, en cualquier caso, hasta que no exista un pronunciamiento judicial sobre el recurso de casación, el PIGRN continúa vigente en los términos en los que está formulado y aprobado.

El Gobierno navarro aprobó en 2010 Plan Integrado de Gestión de Residuos de Nafarroa 2010-2020, conocido como PIGRN, que recibió numerosas críticas. La cementera Portland de Olatzagutia reclamó, dentro de ese plan, la instalación de una incineradora de residuos en su planta, con la advertencia de que podría cerrar la factoría si no se atiende esta demanda. El 16 de enero recibía el visto bueno del Ejecutivo navarro para incinerar.

En abril de 2012 la Fundación Sustrai Erakuntza y la Mancomunidad de Sakana, con el apoyo de otras entidades locales del herrialde, presentaban una demanda en la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Nafarroa (TSJN) frente al PIGRN. La demanda cuestionaba la apuesta clara por la incineración de residuos del plan, que supondría el método de gestión para el 50% de los residuos sólidos urbanos del territorio.

El TSJN se pronunció el pasado 30 de enero sobre este asunto dando la razón a Sustrai Erakuntza y anulando el plan aprobado por el Ejecutivo de Yolanda Barcina.