El PP pagaba al mes una cantidad de dinero a Bárcenas hasta el pasado diciembre

El PP y su extesorero, Luis Bárcenas, habrían acordado en 2010 el cobro de un finiquito de 400.000 euros de forma prorrateada. El partido pagó mensualmente esta cantidad, así como el correspondiente abono a la Seguridad Social, según ‘El País’. El PP admite en una nota que hasta diciembre pasado le estuvo pagando la indemnización por despido.

Naiz.info|Madrid|2013/02/13

Según informa el diario ‘El País’, el extesorero abandonó su cargo un año y medio después de que estallase el ‘caso Gürtel’ y pactó con la formación un despido improcedente que recogía una indemnización de 400.000 euros.

Bárcenas pidió que la cantidad no le fuera abonada de golpe, sino que solicitó su cobro de forma prorrateada todos los meses hasta diciembre de 2012. L

El mismo rotativo señala, además, que el extesorero reclamó al PP que se hiciese cargo de los gastos de la Seguridad Social.

El propio Bárcenas informó de esta situación a la Fiscalía Anticorrupción, ante la cual declaró la semana pasada, después de haberse destapado un supuesto caso de sobresueldos en el seno del PP.

Comunicado del PP

El PP ha emitido un comunicado en el que admite que hasta diciembre pasado estuvo pagando a Bárcenas la indemnización por despido derivada de la decisión de no readmitirle hace dos años y asegura que, al concluir el pago, quedó «saldado y finiquitado» el contrato entre ambas partes.

En su nota, afirma que en 2010 Bárcenas solicitó la reincorporación a su puesto de trabajo en las oficinas centrales del partido tras finalizar la excedencia forzosa que tenía concedida por su escaño de senador, puesto al que había renunciado, como anteriormente al cargo de tesorero del partido.

En ese momento, el PP decidió no readmitirle y, en virtud del Estatuto de los Trabajadores, se acordó una indemnización por despido improcedente.

Ambas partes acordaron que la indemnización se pagaría de manera fraccionada con pagos mensuales y que el PP se haría cargo de las cotizaciones sociales correspondientes durante el período de abono del finiquito.

«Con la percepción de esta indemnización –concluye la nota– se consideró saldado y finiquitado por toda clase de conceptos el contrato de trabajo que unía a ambas partes, no realizando el señor Bárcenas ningún trabajo desde aquel momento para el Partido Popular».

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK