Obama aboga por reducir el déficit público y alzar la clase media

El presidente estadounidense, Barack Obama, apoya su propuesta económica en una reforma fiscal y en el aumento del salario mínimo federal. Aboga por «reiniciar el verdadero motor de la economía: una clase media en alza».

Naiz.info|Washington|2013/02/13
Dv1412615
Obama es felicitado tras pronunciar su discurso. (Jewel SAMAD/AFP)
Obama anuncia que reducirá en un año a la mitad el número de tropas de EEUU en Afganistán. «Podemos decir con confianza que Estados Unidos terminará su misión en Afganistán y lograremos nuestro objetivo de derrotar al núcleo de Al Qaeda».

El inquilino de la Casa Blanca ha dicho en su discurso del Estado de la Unión que, «gracias al esfuerzo y a la determinación del pueblo estadounidense (...), podemos decir con renovada confianza que hemos limpiado los restos de la crisis y que el Estado de la Unión es más fuerte».

A pesar de ello, ha advertido de que «todavía hay millones de estadounidenses cuyo duro trabajo y dedicación no se han visto recompensados». «Nuestra economía está creando puestos de trabajo, pero todavía hay gente que no puede encontrar uno; los beneficios empresariales han aumentado, pero todavía hay salarios que siguen iguales», ha lamentado.

Por ello, ha instado a los dos partidos políticos a «asumir la tarea de nuestra generación: reiniciar el verdadero motor de la economía estadounidense: una clase media en alza». «Nuestra tarea inacabada es restaurar el principio básico de que si trabajas duro, puedes salir adelante. No importa de dónde seas, cómo seas, a quién quieras», ha apuntado.

Reducir el déficit público

En primer lugar, ha señalado la necesidad de seguir con el esfuerzo para reducir el déficit público, pero, al igual que hizo durante sus tres debates electorales frente al exgobernador de Massachusetts Mitt Romney, ha defendido ajustar las cuentas públicas mediante una reforma fiscal equitativa.

«Nuestro trabajo debe comenzar tomando algunas decisiones básicas sobre nuestro presupuesto, decisiones que tendrán un gran impacto sobre nuestra recuperación. En los dos últimos años, los dos partidos hemos trabajado para reducir el déficit público y subir los impuestos, la pregunta es ¿cómo?», ha planteado.

Obama ha recordado que si ambos partidos no llegan a un acuerdo «entrará en vigor de forma automática un acuerdo que supone un recorte de un trillón de dólares, que acabará con prioridades como educación, investigación médica y energía». «Algunos proponen evitar solamente los recortes en defensa. Esa idea es todavía peor», ha sentenciado.

En contraposición, ha abogado por «una aproximación equilibrada al problema del déficit público, con recortes en el gasto y en el ingreso, con todo el mundo haciendo un esfuerzo justo, compartido».

En la partida de gasto, ha dicho que reformará el sistema Medicare para «ahorrar la misma cantidad de dinero durante la próxima década que las propuestas de la comisión Simpson-Bowles». En concreto, ha anunciado que reducirá «los subsidios de los contribuyentes a las compañías farmacéuticas» y que basará el sistema de cobro en la calidad del servicio, no en el número de visitas o de recetas.

En la de ingresos, ha abogado por una reforma fiscal que permita acabar con «las lagunas y deducciones fiscales a los más ricos» y reducir los impuestos que pagan las pequeñas y medianas empresas para que puedan generar más puestos de trabajo.

«El déficit público es una gran emergencia. No podemos pasar una crisis a las siguientes generaciones», ha asumido. «Pero no se puede ahorrar cientos de millones de dólares en sanidad y educación sin acabar con las lagunas y deducciones fiscales. ¿Es eso justo?», ha cuestionado.

Migración

Por otro lado, Obama ha considerado necesario combinar los esfuerzos en materia económica con una red de apoyo social, fijando sus prioridades en la educación, la reforma migratoria y la igualdad de trato entre hombres y mujeres.

En cuanto a la educación ha propuesto diseñar un plan para que toda la población tenga acceso a la educación preescolar, mejorar el equipamiento en los institutos –centrando la inversión en ciencia y tecnología– y reducir los costes de la educación universitaria.

En materia migratoria, ha renovado su promesa electoral de impulsar una reforma integral en el Congreso. «Tenemos que garantizar que todo el mundo tiene la oportunidad de trabajar. Ha llegado el momento, pero tenemos que hacerlo con mayor seguridad fronteriza, con un camino responsable para ganarse la ciudadanía que incluye pagar impuestos, aprender ingles y ayudar a quienes intentan llegar de forma legal», ha desgranado.

«Pero, no podemos detenernos ahí», ha argumentado. «Nuestra economía también es más fuerte cuando nuestras madres, esposas e hijas pueden vivir sus vidas», ha sostenido. A este respecto, ha instado al Congreso a aprobar una ley sobre la violencia machista y a garantizar que «las mujeres pueden ganarse la vida de forma igual a sus esfuerzos».

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK