China considera «infundado» el informe que señala a su Ejército como culpable de los ciberataques

El Gobierno chino ha desmentido que su Ejército esté detrás de los casos de ciberataques contra varios países, EEUU en especial, en contra de lo que dice el informe de Mandiant, que señala a una unidad del Ejército chino como culpable de la mayoría de los ataques informáticos.

NAIZ.INFO|PEKÍN|2013/02/20

El Gobierno de China ha considerado «infundado» el informe publicado por la empresa estadounidense Mandiant, según el cual una unidad del Ejército del país está detrás de los ciberataques contra otros países.

«La crítica infundada es irresponsable y poco profesional y, además no contribuye en nada a solucionar el problema», ha dicho el portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Hong Lei, en una rueda de prensa.

Hong ha reiterado el compromiso de China con la lucha contra los ataques informáticos, dado que tanto sus sectores público como privado han sido víctimas de los mismos. Según sus datos, se han producido hasta 14 millones de acciones contra ordenadores chinos.

Además, ha recordado que, a nivel nacional, China ha creado varias normas jurídicas para combatir los ataques informáticos y que, a nivel internacional, ha promovido, junto a Rusia, la elaboración de un código de buenas prácticas en Naciones Unidas.

A este respecto, el portavoz gubernamental ha subrayado que los ataques informáticos son un delito internacional y que, por tanto, requieren una solución consensuada, basada en la cooperación y en el respeto mutuo.

El informe de Mandiant, de 60 páginas, sostiene que la mayoría de los ataques informáticos perpetrados contra varios países, sobre todo contra Estados Unidos, proceden de un edificio de Shangai perteneciente a una unidad del Ejército chino.

La compañía de seguridad detalla que los ataques informáticos son obra de un grupo que, al parecer, «cuenta con el apoyo directo del Gobierno» para llevar a cabo una «amplia campaña de espionaje cibernético a largo plazo».

Los ataques informáticos comenzaron en 2006, aunque se dispararon en 2008, y se han dirigido contra una veintena de sectores que se definen como «estratégicos» en el plan quinquenal económico del gigante asiático.

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK
LOTURAK