Pradilla
Cánovas y Sagasta resucitan en el escenario de «The Walking Dead»

Antonio Cánovas del Castillo y Mateo Sagasta reprodujeron ayer su habitual debate en un estrado que, cada vez más, se asemeja al escenario de «The Walking Dead», la serie norteamericana sobre muertos vivientes.

2013/02/21

No solo porque los discursos de Mariano Rajoy y Alfredo Pérez Rubalcaba los podrían haber pronunciado, quizás con mejor registro, los zombies de quienes protagonizaron el turnismo español en el siglo XIX. Es que es el propio sistema político heredado de 1978 quien se parece cada vez más a un muerto viviente. Avanza por inercia, creyendo que tiene futuro e ignora, al igual que los zombies, que hace tiempo que pasó al otro barrio.

El debate entre Cánovas y Sagasta, entre Rubalcaba o Rajoy, tiene mucho de retórica superficial que comparte la base y recrea disputas sabiendo que se necesitan. «Cuando volvamos al poder haremos «A» aunque será difícil recuperar «B»», decía Rubalcaba. «No le gusta lo que hacemos porque es lo contrario de lo que usted hizo», respondía Rajoy. «Usted no hace lo que dijo», contraatacaba Sagasta. «Y usted, no hizo lo que ahora dice», rebatía Cánovas. La expresión más demoledoramente honesta fue la que dejó caer Rajoy cuando el PSOE reclamó su cabeza. «No pido su dimisión. No me interesa».

Como ocurre en «The Walking Dead», el espectáculo turnista podría seguir chocando contra una verja eternamente. Ese es el gran inconveniente. Que los muertos vivientes, como los sistemas zombies, no caen solos.

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK