Libertad con cargos para los cuatro detenidos de Método 3

El caso de espionaje sigue estando de actualidad en Catalunya. Los cuatro detectives de Método 3 han sido puestos en libertad con cargos después de prestar declaración ante el juez. Al menos dos de ellos habrían insinuado que el encargo de espionaje pudo haber venido del entorno del PP.

@zalduariz|Barcelona|2013/02/21

Los cuatro detectives de la agencia Método 3 detenidos el lunes –el director y tres empleados– han pasado esta mañana a disposición judicial, donde la jueza Míriam de la Rosa les ha toma declaración a lo largo de la jornada. Los cuatro detenidos han quedado esta tarde en libertad con cargos, acusados de un delito de «revelación de secretos».

Según el abogado del director de la Agencia, Francisco Marco, su cliente habría negado que nadie encargase de forma oficial la grabación de la reunión entre la líder del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, y la examante del hijo mayor de Jordi Pujol, Victoria Álvarez, por lo que aseguró ignorar que dicha reunión había sido grabada. Sin embargo, Marco sí que ha insinuado, según la versión del ‘Ara’, que el encargo pudo haber venido del entorno de Sánchez-Camacho, que habría pedido a algún detective de la agencia que grabaran el encuentro «como un favor».

El testimonio no acaba de encajar con el de otro de los detenidos, Álex Borreguero, que según su abogado, ha admitido haber colocado el micrófono que grabó la conversación a instancias de sus superiores. Pero el testimonio de Borreguero sí que coincide con el de Marco cuando señala que él creía que Sánchez-Camacho estaba al corriente de la grabación. La líder popular ha negado insistentemente este extremo, pero si se confirmarse, daría un giro de 180º al caso, ya que apuntaría directamente al PP.

Otro de los detenidos, Julián Peribáñez, habría explicado que él se limitó a sacar fotografías de la salida de Sánchez-Camacho del restaurante La Camarga, algo que, según su abogado, no supone ningún delito.

La jueza ha decretado la libertad con cargos para los cuatro detenidos, con una única medida cautelar en el caso de Marco, a quien ha retirado el pasaporte ante el riesgo de fuga.