El arzobispo de Edimburgo renuncia y anuncia que no acudirá al cónclave para elegir al Papa

El Papa Benedicto XVI ha aceptado la renuncia del cardenal Keith O’Brien, arzobispo de Saint Andrews y Edimburgo, que ha sido acusado de «comportamiento inapropiado» hacia otros sacerdotes. El propio prelado ha anunciado que no participará en el cónclave para elegir al nuevo Pontífice.

NAIZ.INFO|ROMA|2013/02/25
Cardenal_obrien
El arzobispo de Edimburgo, en una imagen de archivo. (Giulio NAPOLITANO/AFP)

Benedicto XVI ha aceptado la renuncia por motivos de edad –va a cumplir 75 años– del cardenal británico Keith O'Brien, arzobispos de Saint Andrews y Edimburgo, según ha informado el Vaticano.

Normalmente el Pontífice, siempre teniendo en cuenta las necesidades de la Iglesia, suele mantener al purpurado varios años más al frente de su archidiócesis, o la acepta inmediatamente, como ha sido en este caso, incluso varios días antes de que cumpla los 75 años.

En este caso, el Vaticano la ha hecho pública el mismo día en el que el mismo cardenal ha anunciado su renuncia como arzobispo de St. Andrews y Edimburgo tras haber sido acusado de «comportamiento inapropiado» hacia otros religiosos en la década de los años 80.

O'Brien nació el 17 de marzo de 1938 y es una de las figuras más veterana de la Iglesia católica en Gran Bretaña. Era el único representante británico en el cónclave para elegir nuevo Papa tras la reciente renuncia de Benedicto XVI.

El pasado domingo se conoció que tres sacerdotes y un exsacerdote le habían denunciado por «supuesta conducta indebida».

El portavoz vaticano, Federico Lombardi, ha señalado que el Papa aceptó la renuncia de O'Brien el pasado 18 de febrero, en conformidad con el artículo 401/1 del Código de Derecho Canónico, es decir por «motivos de edad».

No acudirá al cónclave

La Iglesia Católica de Escocia ha hecho público un comunicado en el que se indica que la renuncia ha sido aceptada definitivamente por el Papa bajo la fórmula 'nunc pro tunc' (con carácter retroactivo), dada la inminente Sede Vacante y el propio O'Brien anuncia que no estará presente en el cónclave para elegir al nuevo Pontífice.

«Le pido que Dios bendiga a mis hermanos cardenales que pronto se reunirán en Roma para elegir a su sucesor. No voy a unirme a ellos en este cónclave en persona. No deseo que la atención de los medios en Roma se centren en mí sino en el Papa Benedicto XVI y en su sucesor. Sin embargo, voy a orar con ellos y por ellos para que, iluminados por el Espíritu Santo, hagan la elección correcta para el futuro de la Iglesia», ha aclarado.

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK