Bersani gana en la Cámara de Diputados pero el resultado en el Senado augura ingobernabilidad

Italia se encamina a la ingobernabilidad tras las elecciones, en las que se ha impuesto por un estrecho margen en número de votos el centroizquierda, y de las que sale un Senado sin una mayoría clara, con la remontada lograda por la coalición del ex primer ministro Silvio Berlusconi.

NAIZ.INFO|ROMA|2013/02/26|0 iruzkin
20130226_italia
Bersani –en imagen– ha logrado la victoria en el Congreso, pero el resultado del Senado dibuja un futuro incierto. (Mario LAPORTA/AFP PHOTO)

En un recuento de votos muy ajustado, que ha propiciado que, incluso, el partido de Berlusconi haya pedido que no se declare oficialmente un ganador por el momento, el peculiar sistema electoral ha vuelto a ser protagonista como en los comicios de 2006, propiciando que ‘il Cavaliere’ haya conseguido casi la paridad en escaños en el Senado, dificultando un Gobierno de centroizquierda.

Con una participación del 75,17%, inferior en 5,33 puntos a la de los comicios de 2008, las primeras generales celebradas en invierno en la República de Italia ven la irrupción con fuerza de la antipolítica del cómico Beppe Grillo en el Parlamento, que se sitúa, incluso, como el primer partido en solitario en la Cámara Baja, y arrojan un balance que da la espalda al tecnócrata Mario Monti.

El excomisario europeo de la Competencia, tras trece meses de medidas de austeridad aplaudidas por Bruselas, no pasa del cuarto puesto tanto en Senado como en la Cámara Baja y queda por debajo de las expectativas.

Con la totalidad del voto escrutado en territorio italiano (faltan las papeletas de los residentes en el extranjero), en el Senado el centroizquierda de Pier Luigi Bersani, a quien todas las encuestas daban como ganador, se ha adjudicado la victoria en número y porcentaje de votos, con el 31,63% de los sufragios y 120 senadores.

Por detrás, a poca distancia, ha quedado Berlusconi, quien, tras haber salido de la escena política después de dimitir en noviembre de 2011, ha regresado para encabezar la lista de su coalición en el Senado, permitiendo una recuperación de la derecha en las encuestas que ha terminado confirmándose, con el 30,72% de los votos en este hemiciclo, lo que supone 117 senadores.

En tercer lugar, el Movimiento 5 Estrellas de Grillo, con un 23,8% (54 senadores) que es el segundo porcentaje mayor por sí solo de un partido, después del Partido Demócrata de Bersani, y en cuarto lugar Monti, con un 9,13% de los votos (18 senadores).

El resultado del Senado resulta clave por la peculiaridad de su sistema electoral, que da el premio de mayoría a la coalición vencedora en un reparto región por región, con territorios como el de Lombardía (norte), que aporta casi una cincuentena de senadores y habitual caladero de votos de la derecha.

La coalición de Berlusconi, quien había lanzado como promesa estrella la devolución del impuesto sobre la vivienda habitual pagado en 2012, se lleva el premio de mayoría de Lombardía, con un 37,62% de los votos, frente al 29,73% del centroizquierda de Bersani.

Este resultado, junto a los de otras regiones, arroja un escenario en el que, con un total de 315 miembros electos, el centroizquierda conseguiría 1202 escaños en el Senado, frente a los 117 de Berlusconi, los 54 de Grillo y los 18 de Monti.

Bloqueo

Con una mayoría absoluta cifrada en 158 senadores, Bersani necesitaría buscar aliados y no le sería suficiente ni siquiera con los senadores de Monti, lo que puede traducirse en un bloqueo en este hemiciclo, donde parece poco probable que la antipolítica defendida por Grillo esté dispuesta a pactar con los partidos tradicionales.

Ya en 2006, el Gobierno de Romano Prodi que salió de las urnas vivió una situación inestable (duró solo cerca dos años), con un Senado en el que tenía mayoría gracias al apoyo de los senadores vitalicios.

Ante esta situación de ingobernabilidad, uno de los escenarios que más temían los socios europeos de Italia, la tercera economía de la zona euro, hay voces de distintos frentes políticos que apuntan ya a la posibilidad de formar un Gobierno de unidad nacional para reformar el sistema electoral y volver después a las urnas.

En la Cámara de los Diputados, Bersani obtiene también una ventaja raspada en términos de voto con el 29,54% de los apoyos, frente al 29,18% de Berlusconi, aunque se asegura la mayoría absoluta de 340 diputados sobre un total de 630 gracias al sistema de reparto en términos del conjunto del Estado del premio a la coalición más votada.

Por detrás en la Cámara Baja queda, como tercera fuerza, el Movimiento 5 Estrellas de Grillo, que en sus primeras elecciones legislativas obtiene por sí solo el 25,55% de los sufragios, y la coalición de Monti es cuarta, con el 10,56% de los apoyos.

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK