Denuncian el «despilfarro» económico que suponen el gasto militar y las obras del TAV

Colectivos antimilitaristas y activistas contra el TAV han denunciado en Bilbo el «despilfarro» de recursos económicos que suponen el gasto militar y las obras del TAV, lo que está llevando a «recortar» en otros ámbitos como la sanidad y la educación, además de que «deja en pañales» los derechos sociales.

NAIZ.INFO|BILBO|2013/03/13
20130313_tav_bilbo
Protesta ante la sede del Gobierno de Lakua en Bilbo. (Luis JAUREGIALTZO/ARGAZKI PRESS)

Varias personas ataviadas con pañales se han concentrado a las puertas de la Delegación del Gobierno de Lakua en Bilbo para criticar que «en época de crisis», resulta «inasumible» el gasto de 16.500 millones de euros destinados al gasto militar cada año.

A través de esta iniciativa se pretende animar a la ciudadanía participar en la movilización que se desarrollará en Bilbo el próximo sábado contra los «recortes en los subsidios por desempleo, en las pensiones, en las prestaciones sociales, en educación, en la atención sanitaria o en los servicios sociales públicos», y que partirá a las 17.30 del Sagrado Corazón.

En relación a las obras del Tren de Alta Velocidad (TAV), han censurado la partida de 193 millones de euros consignada para este 2013 por el Ministerio español de Fomento de cara al desarrollo de las obras. «Mientras, el Gobierno Vasco se ha comprometido públicamente a destinar este año 350 millones de euros para impulsar el ramal guipuzcoano», han criticado.

En esta línea, han denunciado que, al tiempo que se da este «despilfarro» de recursos económicos, desde el Ejecutivo de Lakua «se recorta en 132 millones de euros» el presupuesto de Educación y «recorta 170 millones a Osakidetza».

«Mientras tanto –han añadido–, la pobreza se ha incrementado en un 28% en los últimos cuatro años, hasta alcanzar a 114.000 personas, y un tercio de la población tiene dificultades para llegar a fin de mes y cubrir sus necesidades básicas».

Según los convocantes, en cuatro años «se ha duplicado» el número de familias que carecen de recursos para atender sus gastos habituales, al pasar de las 66.000 de 2008 a las 124.000 que padecen esta situación en la actualidad. «Esto supone un 24,5% de la población, 525.000 personas, mientras que el 5,7% (125.000 personas) no llegan a cubrir sus necesidades más básicas», han lamentado.

Por todo ello, los convocantes, entre ellos Argilan, Asamblea Abierta en Defensa de las Prestaciones Sociales, Asamblea de Invisibles, Berri-Otxoak (Barakaldo), Danok Lan (Galdakao) y Elkartzen, han criticado que «no hay dinero para nada salvo para el gasto militar y el TAV».

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK