«La única violencia de este proceso es la que sufrieron los jóvenes en manos de la Policía»

El juicio contra 36 jóvenes independentistas ha quedado visto para sentencia en la Audiencia Nacional española una vez finalizada la exposición de las conclusiones de la defensa. Como proclamaron en su alegato, los encausados han reiterado su deseo de que el juicio sea un paso hacia la paz. Por su parte, la defensa ha solicitado la absolución y ha destacado que «la única violencia de este proceso es la que estos jóvenes sufrieron a manos de la Policía Nacional y la Guardia Civil».

NAIZ.INFO|BILBO|2014/02/04|12 iruzkin
_d5i7466
Los jóvenes, antes de entrar a la última sesión del juicio. (J. DANAE/ARGAZKI PRESS)

La defensa de los 36 jóvenes que están siendo juzgados desde el pasado mes de octubre por su militancia política ha terminado esta tarde de exponer sus conclusiones, tras lo cual el juicio por el sumario 26/11 ha quedado visto para sentencia.

En su intervención, el letrado Kepa Manzisidor ha denunciado que «la única violencia de este proceso es la que estos jóvenes sufrieron a manos de la Policía Nacional y la Guardia Civil».

Ha añadido que no hay declaraciones de los jóvenes que no estuvieron en manos de los citados cuerpos policiales.

«¿Conclusiones de la defensa? Que no han dado una», ha proclamado, por su parte, Aiert Larrarte, quien ejerce la defensa de Olatz Izagirre, Ion Telleria, Eihar Egaña y Asier Coloma, para quienes ha pedido la absolución.

Larrarte ha refutado al fiscal y ha explicado que, por ejemplo, Eztabaidarako Txostena no era «documentación interna» de Segi, sino un texto que se distribuyó ampliamente.

Después ha tomado la palabra la abogada Onintza Ostolaza y ha pedido la libre absolución de sus representados: Aitziber Arrieta, Maialen Eldua, Garazi Rodríguez y Mikel Eskiroz.

Por la tarde, ha sido el turno de la abogada Jaione Karrera, quien ha calificado de «novela negra» y «ficción policiaca» más propia de la literatura los informes policiales elaborados durante la investigación.

Una vez que ha terminado su exposición, los encausados han tenido oportunidad de tomar la palabra por última vez. Ainara Bakedano, en nombre de todos, ha recordado al tribunal que 40 personalidades conocidas de diferentes ámbitos hicieron público el alegato final de los jóvenes el viernes pasado, y que este fue apoyado por la mayoría de la sociedad vasca. Ha hecho un breve resumen de la proclama y ha mostrado su deseo de que el resultado de este proceso «suponga una aportación positiva a la resolución del conflicto con cuarenta absoluciones». «No tenemos más que decir», ha apostillado. El resto de los procesados ha hecho suyas esas palabras y el juicio ha quedado visto para sentencia.

Nulidad de las declaraciones

En la anterior sesión, celebrada el pasado viernes, intervinieron los abogados de parte de los encausados y solicitaron al tribunal que considere nulas las declaraciones durante la detención incomunicada de los jóvenes, que denunciaron haber sido torturados.

La Fiscalía, sin embargo, da por válidas las presunciones señaladas en los informes policiales y en las autoinculpaciones de los jóvenes a pesar de las denuncias de tortura. Solicita, sin cambiar su criterio inicial, seis años de prisión para cada uno de los encausados.