Adiós para siempre Mutiloa
Xabier Almandoz San Sebastian
2012/12/27

Una vez consumada su salida como alto cargo del Ejecutivo Vasco nos dirigimos a usted, señor Mutiloa, una última vez y por alusiones. En su última entrevista televisiva como Director de Deportes en ETB(k), hizo una serie de afirmaciones que, como en ocasiones anteriores, resultaron ser un ataque totalmente impropio y que los realistas recogemos como directo a nosotros. Para defender las posiciones propias no hace falta atacar a nadie pero usted ha hecho bueno el principio de incompetencia de Peter y mostró lo que ha sido toda la legislatura : un incompetente sin argumentos que para defenderlos (como no los tiene) recurre a atacar a los demás. No es de recibo que una vez más, y a pesar de las quejas que surgieron en anteriores ocasiones, critique un proyecto vital para la Real Sociedad como es la eliminación de las pistas de atletismo de Anoeta. Usted afirma que podemos tener las capitales vascas conectadas por TAV pero no “tres de todo” en cada capital. Sea claro: ¿Estadio para Donostia, Pabellón de baloncesto para Vitoria y campo de fútbol para Bilbao? ¿Esa era su visión, señor Mutiloa? ¿Dónde encaja en ese proyecto Miribilla, existiendo el BEC y La Casilla? ¿Cuántas competiciones de atletismo ha propuesto en Anoeta durante el desempeño de su cargo?

Sepa usted que la reivindicación de la Real Sociedad bien podría ser histórica, ya que la pista de atletismo fue una exigencia del Gobierno Vasco para sumarse, a última hora, al proyecto. Proyecto que, basta con consultar la hemeroteca, ni fue la prioridad, ni fue el primero, ni era del agrado de todos. Basta decir, por ejemplo, que al margen de Zubieta, hubo propuestas de remodelación de Atotxa y regeneración de la zona, algo similar al pelotazo urbanístico de Bilbao, pero que no se llevaron a cabo porque Anoeta era más viable entonces.

Olvida usted algo fundamental: Anoeta es un estadio público que utiliza una empresa privada, mientras que San Mamés será un estadio semipúblico que utilizará exclusivamente un club de fútbol que acaba de cobrar el 72 % del equivalente del dinero público que se va a invertir. Además, a pesar de los más de 100 millones de inversión pública (dinero, terrenos y licencias), un club privado será el gestor de la instalación a diferencia de Anoeta.

Por último, si en ejercicio de sus funciones usted se hubiera interesado mínimamente por el proyecto de remodelación de Anoeta, habría descubierto que además de la regeneración del miniestadio conlleva la generación de espacios terciarios y no sólo “la presión al árbitro”. Una operación mucho más barata, con menor aporte por parte del Gobierno Vasco y que conlleva la regeneración de dos instalaciones para adaptarlas a sus necesidades habituales. Señor Mutiloa, se le ha visto el plumero. Por fortuna, hasta aquí ha llegado su nefasta gestión. Sólo esperamos que ni se le ocurra acudir a Anoeta, bien sea remodelado o en el estado actual, puesto que ha insultado a su principal usuario. Demuestre tener un poco de vergüenza, la misma que no tuvo al no contestar a esta Asociación, que si algo ha demostrado desde el primer minuto de su fundación es su talante y su facilidad para sentarse a dialogar con cualquiera, políticos incluidos.

Esperamos que esta carta dirigida al señor Mutiloa sea leída por su sustituto y que no cometa los graves errores cometidos por éste. Nadie se va a ganar una crítica de antemano, ni gratuita. Esperamos que su gestión sea presidida por la equidad y la equidistancia y se aborden las cuestiones pendientes sin los prejuicios de su predecesor. Si es así no nos dolerán prendas en reconocérselo como tampoco tendremos reparo en denunciarlo si cae en camino parecido al denostado Mutiloa. Esperemos.