Vía casi libre a la incineración en la cementera Portland
Felix García I Miembro de Lurra
2012/12/28

Por fin se ha destapado el pastel... Generalmente suele pasar –para coger por sorpresa a la ciudadanía– en fechas previas a vacaciones de verano o, como en este caso, ante las fiestas navideñas.
El martes de la semana pasada, en la presentación de la nueva Ley de Transparencia, el Defensor del Pueblo navarro tachó de trampa democrática este tipo de acciones por parte del Gobierno de UPN.
En el debate, un representante de Lurra en el CNMA planteó que la nueva Ley no va a solucionar los graves incumplimientos en materia de información y participación ciudadana que se dan en nuestra Comunidad, ya que el problema radica en que la clase política navarra gobernante necesita una verdadera regeneración democrática, y esto no se está dando.
No tiene justificación alguna lo que pretende hacer el Gobierno de Nafarroa concediendo la Autorización Ambiental Integrada y el PrSIS a Cementos Portland. Esto es propio de políticos de más que dudosa catadura moral e inteligencia. Esta decisión puede acarrear a Sakana, Lizarraldea, Goierri y la cuenca del Zadorra alavés –de donde bebe Gasteiz– graves agresiones ambientales, económicas y para la salud –si no lo paramos–. Es sospechoso el trato de favor a la empresa FCC, donde antiguos miembros del Gobierno al terminar su función en el mismo pasaron a ocupar puestos directivos en Portland.
Así, Aracama de adjunto a presidencia de todo el grupo Cementos Portland y Elorrieta como Director General de Medio Ambiente.
Esta decisión sin precedentes en Nafarroa ha sido y es contestada por miles de vecinos. Así, 3 Mugak Batera, que aglutina a colectivos de Sakana, Tierra Estella, Goierri guipuzcoano y Llanada alavesa, acaba de recoger 7.789 firmas en contra de la incineración en Portland. Estas firmas se suman a las más de 3.200 de vecinos de Sakana que se presentaron en 2006 con el mismo objetivo. Para el Gobierno de Nafarroa la opinión del vecindario no sirve para nada.
Todavía todo no está perdido, porque aunque el Gobierno ha concedido el PrSIS que afecta a la ordenación del territorio y también la Autorización Ambiental Integrada que afecta a la nueva actividad de la empresa Portland, queda el permiso de actividades que el Ayuntamiento de Olazti denegó en su momento.
Como es de esperar, esto acabará en los juzgados, pero mientras tanto no debemos bajar la guardia ante semejante atropello.

Artikuluak
Marcos Roitman Rosenmann
2014/04/17
Iñaki Lasagabaster Herrarte
2014/04/16
Eguzki Urteaga
2014/04/16
Gutunak
Ana Colomo
2014/04/16
Pedro José Larraia Legarra
2014/04/13
Mikel Luluaga, Naroa Geresta | Bai Euskal Herriari-ko kideak
2014/04/11
Axun Lasa
2014/04/11
Azken post-ak
Josean Bueno
2014/04/16
Joseba Leizeaga
2014/04/15