Termina el año; la violencia sexista, no
2012/12/31

El año que hoy termina no ha dado opción al optimismo en lo referente a la violencia sexista, un fenómeno que no remite y, por tanto, exige especial atención. Ha resultado un año cruel, por utilizar la expresión que Bilgune Feminista emplea en su balance de 2012. Ante el mismo, puede resultar comprensible el deseo de que pase lo antes posible tan nefasto año, pero a las 24:00 horas de hoy nada habrá cambiado, comenzará otro año en el que la misma amenaza y la misma mentalidad seguirán vigentes.

Las consecuencias más graves, obviamente, son las muertes, que este año en Euskal Herria han sido nada menos que seis, y tristemente no es una exageración afirmar que podrían haber sido muchas más; esa es la consecuencias más terrible e irreversible, pero ese balance refleja un problema inmensamente mayor, una insoportable sucesión de agresiones diarias, una continua violencia tanto física como síquica con una casuística de diferente gravedad pero de origen común. Mañana continuará el mismo peligro porque continuará una mentalidad que el día a día demuestra que se está muy lejos de superar y sus efectos van más allá de la agresión física. La crisis actual ha dejado en evidencia que las mujeres, que partían de una situación de desventaja, son uno de los sectores más duramente golpeados por los recortes o el desempleo.

Como aspecto positivo, cabe resaltar el auge y la mayor visualización de la lucha contra esa violencia. Una lucha que pasa por la exigencia de implicación plena de las instituciones, que vaya más allá de conmemoraciones oficiales e iniciativas que más tienen que ver con actos propagandísticos que con medidas eficaces a todos los niveles y que contemplen un estudio pormenorizado de cada caso y busquen soluciones específicas para cada uno. No obstante, esa lucha también es de concienciación de la sociedad, ya que un problema de semejante envergadura no atañe solo a las instituciones públicas, sino también a todos los ciudadanos y ciudadanas, que han de ser conscientes de que cualquier agresión machista es una agresión a toda la sociedad.

Artikuluak
Félix Placer Ugarte
2014/04/24
Víctor Abarzuza Fontellas
2014/04/24
Javier Orcajada del Castillo
2014/04/23
Karmele Pastor Arriazu
2014/04/23
Gutunak
Joxi Martin Haba | Mamariga-Santurtzi
2014/04/23
Xanti Begiristain Madotz | Auritz
2014/04/23
Ana Isabel Díaz | delegada de CCOO en el Centro Valle del Roncal
2014/04/23
Iñaki Zabaleta
2014/04/22