Una manifestación silenciosa exige en Donostia la libertad de los presos gravemente enfermos

Una manifestación silenciosa respaldada por miles de ciudadanos vascos se ha convertido en el clamor por la liberación de los catorce presos políticos que padecen graves enfermedades, con especial referencia a Iosu Uribetxebarria, que permanece apresado en el Hospital Donostia, enfermo de un cáncer terminal.

Naiz.info|Donostia|2012/09/01
Intimg_1700
La manifestación, que ha partido desde el túnel del antiguo, ha sido respaldado por miles de ciudadanos. (Jon URBE/ARGAZKI PRESS)

Donostia ha sido testigo de una masiva movilización convocada por catorce personas de diferentes ámbitos de Euskal Herria para exigir la liberación de los catorce presos políticos que continúan encarcelados a pesar de padecer graves enfermedades.

La marcha silenciosa, que ha arrancado desde el túnel del Antiguo sobre las 17.30 de la tarde, ha sido refrendada por miles de ciudadanos que han reivindicado por las calles de Donostia la liberación de estas personas, y especialmente la de Iosu Uribetxebarria, que continúa apresado en el Hospital Donostia, a pesar de que el pasado jueves el juez de Vigilancia Penitenciaria José Luis de Castro decretase su libertad condicional.

El auto remitido por el juez no se hará efectivo hasta que este sea firme. El magistrado espera ahora si la Fiscalía recurre su resolución. La defensa del preso arrasatearra presentó ayer un escrito exigiendo su libertad inmediata.

La protesta, en la que han tomado parte, entre otros, Joseba Permach (izquierda abertzale), Pello Urizar (EA), Dani Maeztu (Aralar) y Xabi Soto (Alternatiba), ha tenido lugar después de que el pasado miércoles la Audiencia Nacional prohibiera una marcha de cuatro días entre Donostia y Arrasate, localidad natal de Uribetxebarria, para exigir la liberación de los 14 presos enfermos.

Los participantes, entre los que también se encontraban los diputados de Amaiur Maite Aristegi y Xabier Mikel Errekondo, así como el alcalde de Donostia, Juan Karlos Izagirre, el diputado general de Gipuzkoa, Martin Garitano, el miembro de Ezker Anitza Mikel Eizagirre y el abogado Iñigo Iruin, han realizado en silencio el recorrido que ha concluido en el Boulevard donostiarra donde la comitiva ha sido recibida al son de la txalaparta.

En este lugar, varias jóvenes han bailado una composición musical y han actuado el bertsolari Igor Elortza y el músico y cantante Rafa Rueda, tras lo que el portavoz de los organizadores, Juan María Feliu, ha leído un comunicado con el que ha reclamado «el cambio de la política penitenciaria, en el camino de la paz, la solución y la normalización».

Izquierda abertzale: «El PNV no ha hecho absolutamente nada»

Joseba Permach ha instado al PNV a hacer «autocrítica» por su «responsabilidad» en la aplicación de la política penitenciaria «represiva» y de la dispersión de los presos políticos. Asimismo, le ha censurado su «falta de sensibilidad» ante la situación de Uribetxebarria.

Ha reclamado al PNV que, «en vez de emplazar a la izquierda abertzale», haga «también su propia autocrítica». De este modo, ha señalado que, ante situaciones «dramáticas» como la de Uribetxebarria, enfermo de cáncer, el PNV «no ha hecho absolutamente nada» y ha demostrado «una total falta de sensibilidad y de voluntad clara al respecto».

Aralar: «Los derechos humanos son para todas las personas»

El parlamentario de Aralar Dani Maeztu ha pedido que finalice la «política de venganza y represión del Estado español» en materia penitenciaria, al tiempo que ha abogado por reivindicar, «ante el inmovilismo del PP», que los derechos humanos son «para todas las personas y también para los presos».

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK