A seguir la racha y sellar el pase con la ayuda de Miribilla

El Gescrap Bizkaia puede certificar el billete para el llamado ‘Last 16’ ante el Lukoil búlgaro.

Naiz.info|Bilbo|2012/11/28

El Bilbao Basket recibe hoy al Lukoil Academic de Sofía en Miribilla con la intención de seguir con la buena racha que lleva esta temporada, de 12 victorias en 14 partidos disputados, y asegurarse ya el pase para la siguiente ronda de la Eurocup. No parece que vayan a tener muchos problemas «los hombres de negro» para lograr ambos objetivos, teniendo en cuenta el varapalo que infligió a su rival hace una semana en su propia cancha, 64-85, y que le basta con ganar para sellar definitivamente el billete para el llamado Last 16.

El contundente triunfo en Sofía lo labró el Gescrap en una espléndida segunda mitad en la que superó por 20 puntos a un Lukoil que solo le dio guerra mientras fue capaz de intercambiar canastas. Pero cuando los de Fotis Katsikaris apretaron en defensa, al conjunto búlgaro no le salvó ni su afamado cuarteto de americanos.

Entre ellos destacó el alero Devin Green mientras el choque estuvo vivo. Menos brillantes estuvieron los pívot Mohamed Abukar y Darryl Watkins, destacados en unas dos primeras jornadas de la liguilla por encima de lo esperado en los de Marin Dokuzovski. El base Brandon Heath y el alero Bozhidar Avramov completan un quinteto muy definido.

En el Gescrap es posible que no jueguen todavía ni Adrien Moerman, que se hizo precisamente en Sofía un fuerte esguince en el tobillo derecho, ni Raúl López, a punto de cumplir ya los plazos de recuperación de la lesión muscular sufrida hace tres semanas. Y que si lo hacen no estén aún en plenitud de condiciones.

Aunque tampoco parece que les echen mucho en falta sus compañeros, especialmente por la excelente respuesta de Roger Grimau como segundo base y el estado físico de Axel Hervelle. No obstante, son Kostas Vasileiadis y Lamont Hamilton, uno desde lejos y el otro en la zona, los que están liderando una racha de juego y de resultados que también se explica en la eficaz dirección de Nikos Zisis y la polivalencia de Alex Mumbrú.

No obstante, es posible que los hombres del banquillo tengan hoy muchos minutos.