El Ministerio de Industria abrirá un procedimiento a Garoña si cierra de forma anticipada

El Ministerio español de Industria abrirá un procedimiento a Nuclenor si Garoña cierra seis meses antes de su fecha límite de operación (julio de 2013), según ha indicado el ministro José Manuel Soria, quien no cree que la clausura de la planta sea una decisión «absolutamente cerrada».

NAIZ.INFO|GASTEIZ|2012/12/20|0 iruzkin
20121220_soria
El ministro español de Industria, José Manuel Soria (drcha.), acompañado por Iñaki Azkuna y Bernabé Unda, en una imagen de archivo. (Jon HERNAEZ/ARGAZKI PRESS)

«No se puede cerrar gratuitamente seis meses antes y decir esto ha terminado», por lo que el Ministerio español de Industria no sancionará a Garoña, pero sí iniciará un procedimiento para conocer las causas del cese, ha añadido Soria en los desayunos informativos de Europa Press.

El ministro, que no ha confirmado si el secretario de Estado de Energía, Fernando Martí, presidirá el Consejo de Seguridad Nuclear, ha dicho comprender que a las compañías eléctricas no les gusten nuevos gravámenes sobre su actividad, pero, a su juicio, hay que compaginar los «legítimos» intereses privados con el «interés general».

Este jueves, ha recordado, se aprueba en el Congreso la ley de medidas fiscales para la sostenibilidad energética –que impone tasas al combustible nuclear y a la generación eléctrica–, una norma con «fines recaudatorios», de alrededor de 3.000 millones de euros, con la que se pretende atajar el déficit de tarifa.

Este proyecto legislativo es la razón aducida por la propietaria de Garoña, Nuclenor, para parar su reactor el pasado domingo y no solicitar la prórroga de funcionamiento hasta 2019, ya que, según afirma, hace inviable su negocio.

El argumento ha sido cuestionado por Soria, que ha afirmado que la propia central habló de un lucro cesante de 395 millones si no seguía operando hasta el 2019, por tanto, descontados los 120 millones de euros de inversión para adaptarse a los requisitos posFukushima y los 153 millones de la nueva tasa, aún le quedan «125 millones».

Soria ha dicho asimismo no creer que la clausura de Garoña sea «una decisión absolutamente cerrada».

En su opinión, tampoco hay que ver como algo «muy sorprendente» las nuevas tasas de la ley de medidas fiscales, que en el Estado español no han existido nunca pero «sí en otras economías», y que es comparable al canon que se paga por el dominio de los ríos (para la generación de la energía hidroeléctrica).

Tras señalar que el Ejecutivo de Mariano Rajoy no tiene ningún prejuicio respecto a ninguna fuente de energía, ni nuclear ni renovables, ha explicado que «de momento» no se plantea la retirada de las primas a las instalaciones renovables ya existentes.

En febrero de 2012, una orden ministerial de Industria suprimió las primas a las nuevas instalaciones.

Según Soria, la capacidad potencial en el Estado español se sitúa en 106.000 MW, pero la «demanda punta» en 2012 fue de 40.000 MW, entonces «¿tenemos que seguir aumentando la capacidad instalada?; da la impresión de que el país no se puede permitir estas cuestiones».

Reforma energética

Por otro lado, Soria ha asegurado que «dentro del primer semestre de 2013 estará terminada» la reforma energética del Gobierno español y que, al margen de la decisión de mantener en enero la parte regulada de la tarifa de la luz, su departamento se ha propuesto para el futuro intervenir «lo mínimo posible» en el recibo de la luz.

Sobre la nueva reforma, Soria ha avanzado que habrá novedades relacionadas con el autoconsumo eléctrico y en la generación distribuida, y ha afirmado que se acometerá porque el déficit de tarifa, pese a los posibles desequilibrios, ya está «embridado».

 

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK