La izquierda abertzale acusa al PNV de mentir cuando habla de «trabajo discreto» por los presos

La izquierda abertzale ha acusado al PNV de «mentir» y «engañar a la sociedad» cuando habla de trabajo discreto por los presos y ha subrayado que su «fotografía real» es «la de la absoluta inacción que deja al PP las manos libres para que siga con su política criminal y su boicot permanente al proceso».

NAIZ.INFO|DONOSTIA|2013/01/09|4 iruzkin
20121123_pernando_barrena
Pernando Barrena, en una comparecencia anterior. (Gari GARAIALDE/ARGAZKI PRESS)

El portavoz de la izquierda abertzale Pernando Barrena ha salido al paso de las declaraciones de Iñigo Urkullu en las que señaló que es «mucho más productivo el trabajo discreto» que convocar manifestaciones, en alusión a la marcha del sábado en Bilbo en defensa de los derechos de los presos.

Barrena ha acusado al PNV de «mentir» y «engañar a la sociedad vasca» por dar a entender que está realizando «un trabajo discreto» en materia penitenciaria «para conseguir arrancar al PP algún movimiento».

«Prueba de ello es que desde la decisión de ETA de dar por finalizada la lucha armada no se ha dado ningún paso para hacer desaparecer la política de excepción en la que sustenta la política criminal» del PP. «La fotografía real del PNV es la de la absoluta inacción que deja al PP las manos libres para que siga con su política criminal y su boicot permanente al proceso», ha añadido.

El dirigente abertzale ha insistido en que el PNV «miente», ya que tras «su envoltorio dialéctico no hay nada, nada». Ha censurado que los jeltzales no vayan a tomar parte en la manifestación ya que se trata de una cuestión «de primer orden en la agenda política de este país dentro del proceso de paz y soluciones en el que estamos inmersos».

En este contexto, ha considerado que al PNV le toca hacer «una reflexión bastante clara y con su presencia o no en la manifestación del sábado demostrarán si en esa foto de país, de mayoría social, se incluyen o no. Esa es una opción que tienen que hacer ellos», ha enfatizado.

En todo caso, el portavoz abertzale se ha mostrado convencido de que la marcha del sábado «va a ser un auténtico clamor popular demandando el fin de la dispersión, la salida a la calle de los presos enfermos y la anulación de la ‘Doctrina Parot’», demandas que «cuentan con el apoyo de la inmensa mayoría social de este país que se encuentra con el muro permanente de Madrid, del PP».

Sobre el reproche de Urkullu de que la izquierda abertzale no salió en su día a la calle para condenar atentados de ETA, ha opinado que ese argumento es un «discurso muy débil» y ha resaltado que en estos momentos «hay una situación política diferente en el país, que plantea márgenes de actuación totalmente diferentes para todos y el reto es actuar dentro de esos márgenes desde los diferentes espacios políticos para conseguir cerrar en firme una época donde la vulneración de derechos para diferentes ciudadanos y colectivos de este país por todas las partes enfrentadas en ese conflicto ha sido una realidad».

Barrena ha incidido en que «en la medida que se quiere cerrar todo eso la presencia de todas las opciones políticas es más que aconsejable» y en que todos tienen «una responsabilidad al respecto importantísima a la hora de que la situación del colectivo de presos evolucione hacia su puesta en libertad, y una responsabilidad enorme también a la hora de reconocer el sufrimiento que han padecido diversas personas en este país».

«Habría que decirle al señor Urkullu que cuando menos en su propio discurso tiene la penitencia, acusa a otros de algo que él no está haciendo en estos momentos, atender a todas esas demandas, de todos esos colectivos que ya no en el pasado, sino a fecha de hoy están viendo vulnerados derechos humanos fundamentales, en este caso el del colectivo de presos», ha criticado.

Crítica extensiva al PSE

Barrena ha extendido las críticas al PSE, que «ampara e impulsa por activa y pasiva la política criminal contra los presos» y siguen «rehenes del PP, dando la espalda a la demanda social de este país, sin dar ningún paso en este nuevo tiempo político, sin apostar por las soluciones».

Se ha mostrado seguro de que «gran parte de la base social tanto del PNV como del PSE entiende a la perfección» los argumentos de la izquierda abertzale a favor de un cambio en la política penitenciaria y «plantea a sus direcciones movimientos en el tema de los presos para impulsar, a su vez, este nuevo tiempo político».