Más de 60.000 navarros sufren o están en riesgo de exclusión social

La Red Navarra de Lucha contra la Pobreza ha advertido del aumento en 2012 de la brecha entre los más desfavorecidos y el resto de la sociedad y de las repercusiones que esto puede conllevar.

Naiz.info|Iruñea|2013/01/10

El presidente de la Red Navarra de Lucha contra la Pobreza, Ubaldo González, ha presentado los datos del último año, en el que se constata un «empeoramiento de las condiciones de vida, sobre todo de quienes ya estaban en situación de exclusión social», y el aumento de las desigualdades entre las personas sin recursos y las que los tienen garantizados.

Con todo ello, ha definido el 2012 como un «año de pérdida de derechos», de descenso de prestaciones, de menores posibilidades de acceso a la salud, a la educación en condiciones igualitarias o a mantener unos mínimos recursos para alimentación o vivienda.

Ha reconocido que los recursos «son limitados», como aduce la propia Administración foral, pero ha señalado que es en Nafarroa donde «precisamente hay recursos suficientes», y ha instado a su Gobierno de Yolanda Barcina a «priorizar y redistribuir mejor la riqueza» para paliar la situación.

Al respecto, ha lamentado que pese al aumento del paro, el presupuesto dedicado en Nafarroa a financiar el Empleo Social Protegido se ha reducido en un 45% en el último año, pese a que este recurso posibilitó en 2011 que más de 800 unidades familiares accedieran a unos ingresos mínimos a través de una contratación laboral.

También ha criticado los cambios en la Renta Básica, que endurecen los requisitos de acceso y disminuye la cantidad de percepción en 5 millones de euros, precisamente cuando más solicitudes hay, ya que se ha pasado de 3.658 en 2005 a las 15.189 registradas en 2011, pese a considerar que hay alrededor de otros 2.000 expedientes sin posibilidad de ser presentados por no cumplir requisitos.

Preguntado por la posibilidad de que un empeoramiento continuado de las condiciones de tantas personas pueda derivar en protestas menos pacíficas que las actuales, González ha reconocido que «cualquier situación en este momento puede ser una chispa» y que «se está llegando a un límite», aunque «es difícil valorar la capacidad de resistencia» social.

En cuanto a los datos, ha lamentado el dato de las 60.000 personas que en Nafarroa están en riesgo de pobreza y exclusión social, algo «grave» por suponer un aumento respecto a años anteriores y por ir acompañado del descenso del dinero público destinado a paliar esta situación.

Sanear la banca

Así, González ha destacado que la política actual «está centrada en disminuir el déficit y volcada en sanear la banca con fondos públicos», por lo que no se genera crecimiento y además conlleva «costes terribles para las personas».

Ha aludido a la vuelta situaciones que no se vivían desde hace dos décadas, como la existencia de familias que duermen en vehículos, inmigrantes que no pueden retornar a su país aunque quisieran hacerlo, o el aumento de hogares en los que conviven varias generaciones de familiares.

También ha advertido de que los problemas de salud mental «están creciendo de forma alarmante», entre otras razones por la «ruptura» que supone «superar la barrera sicológica» de «asumir una situación impensable en quienes hasta ahora vivían en una sociedad de bienestar, donde tener carencias estaba incluso mal visto».

Mayor solidaridad

Ubaldo González también se ha centrado los «aspectos positivos» que se han vivido en 2012, ya que «ha ido despertando una mayor solidaridad», tanto a nivel individual como en las movilizaciones reivindicativas colectivas, ya que «no podemos acostumbrarnos a esta realidad, sino que debemos reaccionar ante ella porque no es inevitable».

 

LOTURAK