Trabajadores del aeropuerto de Hondarribia alertan de que los despidos afectarán a la seguridad

Trabajadores del aeropuerto de Hondarribia han advertido de que la reducción de la plantilla en un 34% por el Plan de Eficiencia de AENA en los aeródromos de menos de 500.000 pasajeros afectará a «la calidad del servicio y la seguridad operacional».

NAIZ.INFO|DONOSTIA|2013/01/10
20130110_hondarribia
Rueda de prensa del comité de empresa del aeropuerto de Hondarribia. (Gari GARAIALDE/ARGAZKI PRESS)

El portavoz del Comité de Centro y delegado de CCOO, Emilio García Fernández, ha denunciado que la infraestructura guipuzcoana cuenta con una plantilla de 53 trabajadores que se quedará en 35 trabajadores a 30 de junio del presente año.

García Fernández ha detallado que Aena es una empresa pública que se autofinancia y no recibe partidas de los Presupuestos Generales del Estado español, que actualmente tiene un «agujero» de 14.000 millones de euros «fruto de las inversiones que se hicieron en grandes aeropuertos como El Prat o la T4 de Madrid-Barajas».

En esa línea, ha señalado que, en el contexto de crisis actual, el Ejecutivo español decide poner en marcha un Plan de eficiencia con el que «se van ahorrar únicamente 30 millones de euros, un 0,02% de la deuda».

«La empresa lo que plantea es reducir horarios operativos y despedir gente, con lo cual lo que va a pasar es que va a haber una calidad menor del servicio y en que se va a mermar la seguridad operacional de las aeronaves porque hay categorías laborales que desaparecen», ha detallado el representante sindical.

En ese sentido, ha apuntado que en Hondarribia desaparecen los denominados ‘señaleros’, «encargados de verificar que la pista está bien, de que no haya objetos ni aves para que puedan despegar y aterrizar los aviones seguros».

Excepcionalidad

En cuanto a la excepcionalidad del aeropuerto que prevé declarar el Ministerio español de Fomento, por la que no se ampliaría la pista del aeródromo de Hondarribia, ha señalado que no afecta al Plan para los trabajadores, sino tan solo a la operatividad de las aeronaves. «Van a seguir operando los mismos aviones pero con restricciones de carga y pasaje, lo que va a repercutir en el precio del billete y los encarece», ha señalado.

García Fernández ha explicado que, tras la aprobación del Plan de Eficiencia por la coordinadora sindical estatal a nivel de todo Aena, cada aeropuerto del grupo III tiene que establecer negociaciones con los comités de centro para ver como asumen los trabajadores que se quedan las cargas de trabajo de los puestos que desaparecen. «Según se vayan desarrollando las negociaciones no descartamos ningún tipo de acción», ha añadido.

«Estamos pidiendo formación, que se nos diga cómo, cuándo y de qué manera lo vamos a hacer y, por otro lado, queremos contribuir a reducir el déficit de los aeropuertos, por lo que les pedimos que nos digan las contratas externas que tienen trabajando y qué coste tienen para nosotros asumir las funciones que podamos para bajar esos costes, pero no nos los dan», ha asegurado.

A su juicio, «lo que están buscando es privatizar y dejarlo saneado de personal en los aeropuertos pequeños primero y progresivamente en el resto. Al final, de 13.000 trabajadores querrán dejarlo en 9.000 y dejarlo saneadito para los amigos, ese es el objetivo».

Finalmente, el portavoz del Comité ha apelado al «sentido común» de los dirigentes políticos para que «potencien» una infraestructura que está hecha como es el aeropuerto de Hondarribia y mejoren sus condiciones para evitar que «4.300 guipuzcoanos vayan cada día a coger un vuelo a Loiu».

LOTURAK