ELA celebra el XIII Congreso que renovará a Txiki Muñoz y dará entrada a los parados

El XIII Congreso de ELA, bajo el eslogan ‘Lankidetu!’, se celebrará en el Palacio Euskalduna entre hoy y mañana. El objetivo es profundizar en las personas del sindicato para hacer frente a la crisis económica «que traerá más paro y pobreza». 736 delegados debatirán el futuro.

Juanjo Basterra|Bilbo|2013/01/23
Adolfo_munoz
Adolfo Muñoz, durante su intervención en el Congreso. (Juanjo BASTERRA)

Adolfo Muñoz, Txiki, será renovado en su cargo de secretario general junto a Amaia Muñoa, secretaria general adjunta. El XIII Congreso de ELA se celebra en el momento «más agudo» de la crisis económica y la falta de futuro en el empleo. Muñoz es consciente de que hay que reforzar al sindicato desde su esencia: sus afiliados y militantes, para hacer frente a «lo que nos viene, que es más paro y más pobreza. Que nadie se engañe, los recortes conllevan eso», precisó.

Una de las principales novedades en la organización sindical más representativa de Euskal Herria es que abre la puerta a los desempleados. «El paro va para largo y tendremos que estructurar a la gente que pierde el trabajo», precisó Muñoz.

Los 736 delegados tendrán que debatir sobre nueve resoluciones. La primera es la que demanda «un proceso sindical de acumulación de fuerzas por la justicia social y soberanía». En este caso, piden al congreso que inste al conjunto de instituciones vascas «a plantarse y desobedecer las directrices y decretos del Gobierno de España que suponen un recorte de derechos y un aumento de la desprotección social».

A juicio de ELA, «desobedecer es una apuesta por la soberanía que conecta, de forma útil, con las necesidades y aspiraciones de la mayoría de la sociedad». Y emplaza al sindicalismo abertzale a «un debate profundo» para «dotarnos de una estrategia más ambiciosa en la negociación colectiva, en las políticas públicas y en las cuestiones que tienen que ver con la democracia, el marco vasco de relaciones laborales y la soberanía nacional»

También abordará la necesidad de «no al pago de la deuda ilegítima. No debemos, no pagaos». En este caso, ayer por la tarde participó Eric Toussaint en un debate que ELA organizó ante los invitados internacionales que acuden al congreso. El intelectual belga destaca por su compromiso de lucha contra el pago de la deuda.

La tercera resolución demanda «el derecho a una vivienda digna, un derecho humano vulnerado». También debatirán sobre la necesidad de «garantizar la diversidad afectiva y sexual también es una cuestión sindical». Demandarán «una política penitenciaria humana, por un proceso de paz y reconciliación». La sexta reclama el derecho universal a la Justicia y en séptimo lugar «por unos medios de comunicación públicos que favorezcan el sentido crítico en nuestra sociedad».

Las dos últimas abordan la necesidad de adaptar la organización «para ser útiles en la negociación colectiva» y reclaman «un sistema educativo propio. ¡No a la LOMCE!».

LOTURAK