El Gobierno francés aplaza sin fecha la obligación de llevar un alcoholímetro en el coche

El ministro francés de Interior, Manuel Valls, ha anunciado el aplazamiento sin fecha de la obligación de llevar un alcoholímetro en el coche, ante la polémica desatada en el mercado.

NAIZ.INFO|PARÍS|2013/01/24
Valls
El ministro de Interior, Manuel Valls, junto al delegado de seguridad vial, Frederic Pechenard. (Jacques DEMARTHON/AFP)

El ministro francés de Interior, Manuel Valls, ha anunciado el aplazamiento sin fecha de la obligación de llevar un alcoholímetro en el coche, ante la polémica sobre la fiabilidad de los que hay en el mercado.

Valls, que presentaba las cifras de la siniestralidad en carretera durante 2012, ha explicado que antes de tomar una decisión espera el resultado del grupo de trabajo sobre el alcohol al volante que se ha constituido en el Consejo Nacional de la Seguridad Vial.

El Gobierno francés había retrasado hasta marzo de 2013 la imposición de sanciones a los conductores que no llevaran alcoholímetro, ante los problemas de aprovisionamiento por las decenas de millones de unidades necesarios y la fuerte subida de precios para algunos por el pico de demanda.

Desde entonces, asociaciones de automovilistas y expertos habían cuestionado la fiabilidad de algunos modelos, sobre la base de diversos estudios.

El dispositivo reglamentario sancionador, cuya aplicación ahora ha quedado congelada, preveía multas de once euros a los conductores de coches, furgonetas, camiones e incluso motos a partir de 125 centímetros cúbicos que circulen en el Estado francés (también los extranjeros) y que carezcan de alcoholímetro.

Según los responsables de la seguridad vial, en el Hexágono el 30% de las muertes en carretera se deben al alcohol.