El juez Castro impone una fianza civil de 8,1 millones de euros a Urdangarin y Torres

El juez que instruye el caso Nóos, José Castro, ha impuesto una fianza civil de 8,1 millones de euros a Iñaki Urdangarin y a su exsocio Diego Torres, atendiendo a la petición de Manos Limpias. En caso de que no depositen la fianza en el plazo de cinco días, les advierte de que procederá al embargo de sus bienes.

NAIZ.INFO|PALMA|2013/01/30

El juez que instruye el caso Nóos, José Castro, ha impuesto una fianza de responsabilidad civil de 8,1 millones de euros a Iñaki Urdangarin, así como a su exsocio en el Instituto Nóos, Diego Torres.

El magistrado les da un plazo de cinco días para el pago, desde el siguiente a la notificación, según han confirmado a Efe fuentes jurídicas. En caso de que no depositen la cantidad exigida, el juez les advierte de que procederá al embargo de sus bienes.

En un auto dictado, el magistrado ha acordado fijar dicha fianza para cubrir posibles responsabilidades pecuniarias que pudieran declararse en su contra en esta pieza separada del caso Palma Arena.

La cifra se ajusta a los 8,1 millones que habían solicitado la Fiscalía y la acusación popular que ejerce Manos Limpias. Por su parte, la Abogacía de Illes Balears había solicitado que se fijara una caución de 3,5 millones de euros.

En el mismo auto, el juez solicita que Urdangarin y Torres indiquen si tienen antecedentes penales y, además, indica a la Generalitat Valenciana la posibilidad de adherirse a la reclamación de la fianza.

En el escrito en el que solicitó la fianza, el fiscal anticorrupción Pedro Horrach atribuyó a Urdangarin y a su exsocio «una actividad delictiva premeditada» dirigida a apropiarse de fondos públicos mediante los convenios suscritos con los gobiernos de Baleares y Valencia entre los años 2004 y 2007.

Horrach sostiene que ambos deben resarcir a las arcas públicas por «la totalidad de los fondos públicos percibidos por el Instituto Nóos», más un tercio de esa cantidad, hasta alcanzar los 8.189.448.

«Más que suficientes indicios de criminalidad»

En el auto dictado este miércoles, Castro asegura que hay «más que suficientes indicios de criminalidad» y de la comisión de cinco delitos por parte de Urdangarin y Torres.

En concreto aprecia «indicios racionales» de los delitos de falsedad documental, prevaricación administrativa, malversación de fondos públicos, fraude a la Administración y tráfico de influencias de los que «podrían reputarse como autores» Urdangarin y Torres.

El juez concluye, además, que Nóos «dista abismalmente» de carecer de ánimo de lucro

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK