Corea del Sur y EEUU inician sus ejercicios navales conjuntos en el mar Oriental

Corea del Sur y Estados Unidos han comenzado este lunes sus ejercicios navales conjuntos en aguas del mar Oriental, en el marco de la escalada de tensión por los planes de Corea del Norte de llevar a cabo una tercera prueba nuclear.

NAIZ.INFO|SEÚL|2013/02/04

Las prácticas militares han comenzado a primera hora de este a lo largo de la costa de la ciudad de Pohang, ubicada en el este de Corea del Sur, con el propósito de probar durante tres días la capacidad defensiva de los dos aliados.

Corea del Sur participa con diez buques de guerra, entre ellos un destructor Aegis de 7.600 toneladas, submarinos Type-214, y una corbeta, así como con aviones y helicópteros equipados para detectar la presencia de submarinos enemigos.

Estados Unidos, por su parte, aporta varios barcos equipados con misiles de largo alcance, entre ellos el portaaviones San Francisco, un destructor Aegis de 9.800 toneladas y un submarino nuclear de 6.800 toneladas.

El Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Corea del Sur ha indicado que los ejercicios militares incluyen «maniobras navales, detección submarina y fuego real para neutralizar misiles de largo alcance», según ha informado la agencia de noticias Yonhap.

El pasado viernes, el jefe del Estado Mayor, el general Jung Seung Jo, detalló que uno de los objetivos de estas prácticas militares era probar la capacidad de las fuerzas surcoreanas y estadounidenses para neutralizar las «provocaciones» norcoreanas.

Jung recordó que Corea del Norte posee una amplia flota de submarinos y que Seúl sospecha que uno de ellos torpedeó el buque surcoreano 'Cheonan' en marzo de 2010, acabando con la vida de 46 marineros.

Los ejercicios navales se producen en medio de la escalada de tensión que comenzó el pasado 24 de enero en la península coreana, cuando Pyongyang anunció que planea para llevar a cabo más pruebas nucleares y lanzamientos de cohetes de largo alcance.

Además, dio por finalizadas las conversaciones a seis bandas –en las que participan las dos Coreas, Japón, China, Rusia y Estados Unidos– al considerar que «el empeoramiento de la política hostil» de la Casa Blanca ha hecho «imposible» la desnuclearización de la península coreana.

En 2006 y 2009, Corea del Norte realizó pruebas nucleares, lo que suscitó una enérgica respuesta del Consejo de Seguridad a través de dos resoluciones que prohíben expresamente al Gobierno norcoreano desarrollar y usar tecnología nuclear y de misiles balísticos.

En abril y diciembre de 2012, Pyongyang lanzó dos cohetes de largo alcance para, según explicó, poner en órbita dos satélites meteorológicos con el fin de explorar sus recursos naturales y mejorar su explotación.

El Consejo de Seguridad condenó a través de declaraciones presidenciales –no vinculantes– ambos lanzamientos al considerar que violan dichas resoluciones y urgió al Comité de Sanciones a aumentar las medidas punitivas, lo que se tradujo en la inclusión de más individuos y empresas norcoreanos en la ‘lista negra’ de la ONU.