El Bilbao Basket gana un choque agónico y se medirá en cuartos al Ulm alemán

El Uxue Bilbao Basket se ha impuesto al VEF Riga en Miribilla en un partido agónico, a pesar de su resultado final (76-65), y se ha clasificado, como campeón del Grupo J del Last 16, a unos cuartos de final de la Eurocopa en los que se medirá al Ulm Rathiofarm alemán, segundo del Grupo L.

NAIZ.INFO|BILBO|2013/02/19
20130219_bilbao
Jugadores del Bilbao Basket celebran la victoria. (Luis JAUREGIALTZO/ARGAZKI PRESS)

El equipo de Fotis Kastsikaris ha sufrido lo indecible para ganar un encuentro en el que ha llegado a perder por 14 puntos al inicio del segundo cuarto (13-27) y que ha sacado adelante con su habitual espíritu guerrero e impulsado por el no menos acreditado ‘efecto Miribilla’.

No obstante, ni ‘los hombres de negro’ ni la excitada grada de la cancha bilbaina han respirado hasta que un triple de Nikos Zisis, en su contribución más relevante en lo que va de temporada, ha puesto el 71-65 a solo 29 segundos del final del choque.

Hasta entonces, no ha sido el base griego sino el tridente formado por Raül López (15 puntos y 24 de valoración), Alex Mumbrú (15 y 21) y Adrien Moerman (14 y 22) los que han destacado en la trabajada victoria local.

Especialmente ha brillado Raül, sublime en algunos momentos y siempre faro y guía de un equipo atascado y con una tarde espesa de dos de sus armas principales, el tiro de Kostas Vasileiadis y la fuerza interior de Lamont Hamilton.

A pesar de esas ‘ausencias’, y del precario estado físico de Axel Hervelle, el Uxue ha logrado superar a un VEF Riga encomiable y ejemplar a lo largo de todo el Last 16, en el ha contado con serias opciones de victoria en los seis partidos jugados.

En un día terrenal de Earl Rowland (10 puntos), han sido los pívot Antanas Kavaliauskas (12 puntos, 8 rebotes y 18 de valoración) y Kaspars Berzins (11 y 8) los que han tenido que tirar del conjunto dirigido por Ramunas Batautas. Que han acabado pagando su mal día en el tiro (23/62), una de sus virtudes más temidas.

La primera canasta del partido, de Daniels, ha avanzado el dominio del Riga en el marcador durante un primer cuarto. En el que, precisamente de la muñeca del alero estadounidense y bajo la batuta de su compatriota Rowland, ha ido ensanchando diferencias (2-6, 8-13, 10-17) hasta el 13-22 con el que ha finalizado.

El desconcierto local de los últimos minutos del primer cuarto ha continuado al inicio del segundo, con otro horrible minuto del Bilbao Basket que ha permitido a los visitantes ampliar el boquete del electrónico hasta un 13-27 muy inquietante para la grada.

Pero ha reaccionado la afición de Miribilla y con ella su equipo encadenando un parcial de 24-8 que ha abierto y cerrado Mumbrú con un triple y un 2+1 (37-35).

De todos modos ha sido Raúl, por momentos brillante, quien ha liderado la remontada bilbaina. Un tiro libre de Berzins ha dejado las cosas al descanso casi como al principio (37-36).

Aunque con el matiz de que el Riga ya había desperdiciado una gran oportunidad y el Bilbao Basket superado un momento especialmente delicado.

Con los dos equipos especialmente sensibilizados en defender el aro propio, donde apenas concedía rebotes al rival, el tercer cuarto ha estado presidido por una tremenda igualdad. Ningún equipo se ha ido más allá de los tres puntos de ventaja, aunque el Bilbao Basket ha enganchado un 6-0 del 41-44 al 47-47.

Pero el equipo que ha llegdo con ventaja a los 30 minutos de juego ha sido el Riga (51-53), que aguantaba en pie la presión del Bilbao Basket y de la grada. Hasta el punto de que ha llegado al minuto 33 con cinco puntos de ventaja (53-58) y al 35 con tres (57-60). Ahí se ha quedado el conjunto letón, al que la incesante labor de Raül y un triple a medio minuto del final de Zisis han acabado por doblegarle.

LOTURAK