Goñi defiende que su gestión fue «la mejor» para los clientes y que la CAN «no ha desaparecido»

El ex directo general de Caja Navarra, Enrique Goñi, ha defendido que su gestión en Caja Navarra fue «la mejor» para los clientes de la entidad. Ha señalado que la caja está integrada en el «mejor proyecto», que su futuro está garantizado y ha pedido a los navaros «un voto de confianza» y «paciencia» para CaixaBank.

NAIZ.INFO|IRUÑEA|2013/02/19|2 iruzkin
Asiain_sarria
El vicepresidente de CAN, José Antonio Sarría, y el presidente, José Antonio Asiáin, junto al secretario general del PSN, Roberto Jiménez, y el parlamentario Juan José Lizarbe. (Jagoba MANTEROLA/ARGAZKI PRESS)

El que fuera presidente de Caja Navarra entre 2002 y 2012, Enrique Goñi, ha comparecido ante la comisión de Economía del Parlamento navarro para informar sobre su gestión al frente de la entidad. La comparecencia no se realiza en el marco de una comisión de investigación, por lo que no está obligado a decir la verdad.

Goñi ha acudido a la Cámara acompañado de los excargos de CAN José Antonio Asiáin, José Antonio Sarría, José Luis Erro, Luis Colina y Javier Martinena. Su comparecencia ha generado una gran expectación mediática.

Al inicio de la comisión han tomado la palabra los portavoces de los grupos que solicitaron la comparecencia: Bildu, Aralar-NaBai e I-E, y el resto de los grupos parlamentarios, que han coincidido en pedir a Goñi «claridad» y que diga «la verdad».

A continuación ha comenzado la intervención del ex director general –«estoy aquí para contar la verdad»–, quien ha defendido que su gestión al frente de la caja fue «la mejor» para los clientes. Ha rechazado cualquier acusación de ilegalidad o irregularidad y ha señalado que le preocupa el «descrédito» al que está siendo sometido, al tiempo que ha pedido hasta en cuatro ocasiones «un voto de confianza» a los navarros.

Goñi ha incidido en que Caja Navarra «no ha desaparecido» y está «en el mejor proyecto de futuro para clientes», al tiempo que ha pedido para CaixaBank.

Ha llegado a decir que si la entidad hubiera continuado su actividad en solitario «valdría menos de lo que vale, y a lo mejor ni siquiera sería viable».

«Caja Navarra hubiese partido de 1.300 millones y si le aplicamos los tres reales decretos aprobados entre 2009 y 2012, bajaría a 189 millones de euros. Es matemática, no es interpretable», ha afirmado.

«Afortunadamente», ha dicho, CAN se integró en CaixaBank, «la mejor. De no estar en CaixaBank, ya veríamos cuál es el valor real de las entidades que todavía están intervenidas», ha indicado.

Integración en Banca Cívica

En ese sentido, ha destacado la validez de la apuesta por Banca Civica y ha atribuido la caída de esta a la «tormenta regulatoria unida a una debacle económica» que «no había previsto nadie». Ha justificado la integración por la oportunidad financiera en un «momento idóneo».

Según ha señalado, la salida a Bolsa de Banca Cívica «no fue un camino fácil sino dificilísimo» y ha recordado la «impresionante intensidad regulatoria» del proceso, si bien se ha mostrado satisfecho de la situación alcanzada en 2011, aunque un mes después «el mercado financiero se hunde».

Ha dicho que fue un «error» el haber trabajado «como cirujanos» durante 18 meses para actuar en las cajas que iban a conformar Banca Cívia, con las que compartía que «cada una de las cajas eran líderes en la región natural» y con ellas había «una fuerte complementariedad de puntos fuertes y débiles», pero ha insistido en que el contexto económico en el que se vieron posteriormente envueltos «no lo había previsto nadie».

Expansión territorial de la CAN

Para el exdirectivo de CAN, la expansión territorial de la entidad financiera entre 2001 y 2009 «no se puede considerar en absoluto desmesurada» y no fue «la más intensa» del sector.

De hecho, según ha sostenido en su intervención, CAN se extendión en «menor» medida que otras entidades como Kutxa o Caja Rural.

De ese modo, Goñi ha mantenido que el proceso de expansión «no ha dañado en la posición relativa al sector» y no hay prueba de que haya sido «un factor determinante negativo» para la entidad.

Por ello, ha defendido que no tomaban «decisiones descontextualizadas de nuestros competirodres, es más, en términos de expansión lo hicimos menos que nuestro entorno».

Obra Social preservada

Goñi ha terminado su primer turno de palabra ante la Comisión de Economía tras casi tres horas y media de intervención, manifestando que Caja Navarra está «en el mejor banco de cajas –CaixaBank–» y defendiendo que «la misión de Caja Navarra, la Obra Social, está preservada».

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK